Listin Diario Logo
01 de diciembre 2021, actualizado a las 10:33 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales viernes, 27 de agosto de 2021

La respuesta de Biden: Los cazaremos y les haremos pagar

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) se atribuyó el mortal atentado ayer cerca del aeropuerto de Kabul durante la operación liderada por Estados Unidos para evacuar a civiles afganos tras el control de los talibanes.

  • La respuesta de Biden: Los cazaremos y les haremos pagar
  • La respuesta de Biden: Los cazaremos y les haremos pagar
Agencias
Washington, EE.UU.

El presidente Joe Biden prometió ayer jueves re­presalias contra los autores de los atentados suicidas que mataron a 12 militares estadounidenses en Kabul y dijo que Estados Unidos no se verá disuadido de su misión de evacuar a miles de civiles de Afganistán.

“Para aquellos que ejecuta­ron este ataque, así como para cualquiera que le de­see daño a Estados Unidos, sepan esto: no perdonare­mos. No olvidaremos. Los perseguiremos y los hare­mos pagar”, dijo Biden.

Estados Unidos responde­rá “con fuerza y precisión”, afirmó, luego de que el grupo yihadista Estado Is­lámico (EI) se atribuyera el mortal atentado cerca del aeropuerto de Kabul.

En un discurso solemne a la nación desde la Casa Blan­ca, Biden llamó “héroes” a los militares estadouni­denses abatidos y dijo que la misión de evacuación de Kabul continuará hasta el próximo martes, cuando se prevé la retirada final de las tropas militares de Estados Unidos.

“No seremos disuadidos por terroristas. No les permitire­mos detener nuestra misión. Continuaremos la evacua­ción”, aseguró el mandata­rio demócrata.

El 31, fecha límite
Biden reconfirmó también que no moverá esa fecha lími­te del 31 de agosto para com­pletar la salida de Afganistán tras dos décadas de guerra.

Todavía queda una “oportu­nidad durante los próximos días, entre ahora y el 31, de poder sacarlos”, dijo sobre los ciudadanos estadouni­denses y afganos considera­dos vulnerables tras la toma del poder por parte de los ta­libanes el 15 de agosto.

“Conociendo la amenaza, sabiendo que es muy posible que tengamos otro ataque, los militares han llegado a la conclusión de que eso es lo que debemos hacer. Creo que tienen razón”, apuntó.

Biden dijo además no tener indicios de que los talibanes se confabularan con los mili­tantes de EI para realizar el mortal atentado en Kabul.

“Hasta ahora no hay eviden­cia que ninguno de los co­mandantes en el terreno me haya dado de que haya habi­do colusión entre los taliba­nes y el EI para llevar a cabo lo que sucedió hoy”, señaló.

Dos explosiones golpea­ron la zona próxima al ae­ropuerto de Kabul, según el Pentágono. Una explosión se produjo cerca de Abbey Gate, una de las puertas de acceso al aeropuerto, la otra fue cerca del Hotel Baron, a 200 metros de distancia.

De los militares estadouni­denses que perecieron en los ataques, 11 eran infan­tes de Marina y uno médi­co de la Armada. Otro mili­tar murió horas más tarde, informaron funcionarios de Washington. Otros 18 efec­tivos habían resultado heri­dos y las autoridades advir­tieron que el saldo podría aumentar. Más de 140 afga­nos fueron lesionados, aña­dió un funcionario de Afga­nistán.

Los militares estadouniden­ses abatidos son los prime­ros caídos en Afganistán desde que Washington fir­mó en febrero de 2020 un acuerdo con los talibanes para retirarse del país. A cambio del compromiso de salida, los talibanes acorda­ron no llevar a cabo ataques contra las tropas estadouni­denses o de la OTAN.

Reacciones
Los talibanes condenaron “firmemente” el ataque, aunque su portavoz, Zabi­hullah Mujahid, subrayó que “tuvo lugar en una zona donde las fuerzas estadouni­denses son responsables de la seguridad”.

En tanto, el secretario gene­ral de la OTAN, Jens Stolten­berg, condenó “firmemente este atentado terrorista ho­rrible”, y señaló que la prio­ridad seguía siendo “eva­cuar a la mayor cantidad de personas a un lugar seguro lo más rápido posible”.

El presidente del Consejo Eu­ropeo, Charles Michel, tam­bién llamó a continuar las evacuaciones, mientras que la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Le­yen, condenó “los ataques cobardes e inhumanos”.

“Condenamos firmemen­te los atentados terroristas perpetrados en Kabul (...) Continuaremos trabajando para apoyar a los afganos y acoger a los refugiados”, tuiteó el primer ministro Justin Trudeau.

CIFRAS
Detalles.

El portavoz del Pentágo­no, John Kirby, dijo que una explosión ocurrió cerca de una entrada del aeropuerto y otra a poca distancia cerca de un hotel.

Continuación.
Vuelo tras vuelo han ido despegando, lle­vándose a gente que teme una repetición del brutal régimen que los talibanes impusieron en la década de 1990.

Odio.
Los talibanes son objeto de un odio permanente por parte del grupo yi­hadista Estado Islámico (EI), que Estados Uni­dos ve como una ame­naza para los miles de afganos desesperados por huir de Kabul.