Listin Diario Logo
06 de diciembre 2021, actualizado a las 10:19 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales jueves, 12 de agosto de 2021

Hochul, una discreta veterana que liderará Nueva York en la era post-Cuomo

Mario Villar
Nueva York

 Kathy Hochul, una veterana política hasta ahora alejada de los focos, se convertirá este mes en la primera gobernadora de Nueva York y en la encargada de liderar el estado en un momento difícil, marcado por la crisis de la covid-19 y la turbulenta salida de su predecesor, Andrew Cuomo.

Hochul asumirá el cargo cuando en 12 días se haga oficial la renuncia de Cuomo y este jueves ya adelantó que piensa presentarse a las elecciones de 2022 para obtener un mandato completo al frente del Ejecutivo neoyorquino.

"Soy la persona más preparada para asumir esta responsabilidad y voy a pedir a los votantes que confíen en mí otra vez", aseguró en una entrevista con la cadena NBC.

Por delante, Hochul tiene algo más de un año para darse a conocer entre los ciudadanos y convencerlos de que es la líder adecuada en la era post-Cuomo.

El hasta ahora gobernador, que lleva una década en el cargo, dejará tras de sí un complicado legado marcado en última instancia por su estrepitosa caída a raíz de las denuncias de acoso sexual presentadas por varias empleadas y exempleadas.

Un año después de ver cómo su popularidad se disparaba por su protagonismo en la respuesta a la pandemia, Cuomo se vio forzado a dimitir presionado por sus compañeros del Partido Demócrata y bajo la amenaza de un proceso de destitución.

DISTANCIAS CON CUOMO

Lo primero que ha hecho Hochul ha sido marcar las distancias con él, subrayando su poca cercanía a pesar de haber sido su vicegobernadora desde 2015.

"Creo que está claro que el gobernador y yo no hemos estado cerca, ni físicamente ni de otras formas", defendió este miércoles en su primera aparición pública desde el anuncio de Cuomo, una comparecencia en la que insistió en que no conocía el supuesto ambiente de trabajo “hostil”, sobre todo para las mujeres, denunciado en el Ejecutivo estatal.

Según varios medios locales, esa distancia era real y no había hecho más que ampliarse desde que comenzaron a aparecer las acusaciones contra el gobernador. Hochul, de hecho, llevaba sin hablar con Cuomo desde el pasado febrero, apunta The New York Times.

Hochul ha dicho que introducirá cambios importantes en el gabinete para asegurar que nadie pueda decir que la suya sea una Administración con un clima “tóxico” y ha subrayado que su estilo de gobierno pasará por escuchar a todas las voces, en contraste con el carácter altivo de Cuomo, conocido por su artimañas para presionar a otros dirigentes e imponer sus posturas.

En lo político, mientras, no se esperan grandes cambios, pues ambos pertenecen al ala centrista del Partido Demócrata y la próxima gobernadora ha defendido con claridad el proyecto político de Cuomo, más allá de su comportamiento personal.

“Mucha gente ha apoyado las políticas de la Administración Cuomo. Hay un fuerte legado de logros”, subrayó este miércoles.

POCO CONOCIDA, PERO CON EXPERIENCIA

Desde que asumió el puesto de vicegobernadora en 2015, Hochul se ha mantenido siempre en un segundo plano y es una desconocida para la mayoría de neoyorquinos.

En muchos aspectos, tiene un perfil casi opuesto al de Cuomo, un nativo de la Gran Manzana con pedigrí -su padre fue gobernador-, con muchas ambiciones políticas -su nombre ha sonado como futurible para la Casa Blanca-, enamorado de los micrófonos y acostumbrado a pelearse públicamente con otras figuras, incluidos compañeros de partido.

Hochul, mientras, ha hecho carrera en Buffalo, en el oeste del estado, de donde es originaria y un lugar muy alejado del foco de la ciudad de Nueva York.

Sus compañeros la describen estos días como una persona buena y amable, con mucha capacidad para escuchar, y que durante los últimos años no ha dejado de viajar casi a diario por el estado para conocer de primera mano las preocupaciones de los ciudadanos.

Antes de llegar al Gobierno estatal, Hochul -que tiene 62 años- había trabajado como asistente de otros políticos demócratas y ocupado varios cargos locales en el oeste de Nueva York.

La gran oportunidad le llegó en 2011, al igual que ahora, como consecuencia de un escándalo protagonizado por un político varón, cuando el congresista Christopher Lee dimitió tras haber enviado a una mujer fotos suyas sin camisa que terminaron siendo publicadas en internet.

Hochul ganó por sorpresa la elección especial que se convocó para sustituirlo, imponiéndose en un distrito tradicionalmente republicano.

Su paso por Washington fue corto, pues al año siguiente, y después de que un cambio en los límites de ese distrito lo hiciese aún más conservador, perdió el escaño frente a un candidato del Partido Republicano.

En 2014, Cuomo la eligió como su compañera de candidatura, según los analistas con el objetivo de atraerse votos en Buffalo y la región oeste del estado.

Abogada de formación, Hochul -nacida en una familia de inmigrantes irlandeses- practicó la profesión antes de entrar en política y tras haberse graduado en la Universidad de Syracuse y en la Catholic University of America.