Listin Diario Logo
24 de septiembre 2021, actualizado a las 12:20 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales viernes, 25 de junio de 2021

Defensa de Áñez presenta recurso y prepara objeción a su detención en Bolivia

  • Defensa de Áñez presenta recurso y prepara objeción a su detención en Bolivia
AP
Bolivia

La defensa de la expresidenta interina de Bolivia Jeanine Áñez presentó este viernes ante el Parlamento un par de recursos para que sea convocada a declarar por los procesos de responsabilidades que se le sigue y alista un pedido de libertad ante la Fiscalía.

"Ella quiere señalar su derecho a ser escuchada y oída (...) cuando disponga la comisión" parlamentaria, declaró a los medios el abogado de la ex jefa de Estado interina Alaín de Canedo.

El jurista mencionó que se presentaron dos memoriales ante una comisión del Parlamento para que Áñez declare en uso de su "derecho constitucional" mientras que en otro recurso busca una "subsanación de procedimiento".

En el Legislativo del país radican tres requerimientos acusatorios para iniciar a la exmandataria interina juicios de responsabilidades por decisiones durante su gestión enmarcadas en delitos como incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución.

Entre ellas están la aprobación de un crédito internacional que luego Bolivia devolvió, un decreto que vulneraba la libertad de expresión y la ampliación de la concesión del servicio de Registro Público y Comercio a Fundempresa, mientras que una cuarta solicitud fue rechazada.

Sobre esto, el jurista mencionó que las acusaciones se basan en decretos firmados por la ex jefa de Estado que sin embargo "gozan de presunción de constitucionalidad mientras el Tribunal Constitucional no declare su inconstitucionalidad".

De Canedo adelantó además que la defensa de Áñez presentará en los siguientes días una petición de "cesación a su detención preventiva" en el proceso llamado "golpe de Estado" por el que se la acusa de terrorismo, sedición y conspiración.

Por ese caso Áñez lleva más de tres meses recluida en una cárcel en La Paz, mientras que en similar condición están dos de sus exministros y algunos exjefes militares.

A juicio del jurista, la Fiscalía "no ha realizado un actuado investigativo significativo en la investigación" para vincularla con el supuesto golpe de Estado, además de que existe "documentación nueva" de descargo para que finalmente se haga "justicia".

POLÉMICA POR UN PEDIDO DEL PAPA

La gestión de Áñez ha sido señalada por una nueva polémica relacionada a una sugerencia escrita del papa Francisco dirigida al Gobierno interino en enero del año pasado sobre la necesidad de "superar la crisis de los asilados" en la Embajada de México en La Paz y que recién salió a la luz.

Aquel hecho que marcó casi toda la gestión de Áñez estaba relacionado a la situación de casi una decena de ex altos mandos del Gobierno de Evo Morales a los que no se les otorgó un salvoconducto para salir del país, algo que generó tensiones diplomáticas con México.

"Los golpistas que usaron la Biblia al usurpar el poder, ignoraron un pedido de nuestro hermano @Pontifex_es para otorgar salvoconductos a exministros asilados en embajada de #México. Esperamos que los jerarcas de la CEB emitan otro "informe" y expliquen por qué no oyeron al papa", escribió este viernes el expresidente Evo Morales en Twitter.

Aquella versión fue desestimada por la exministra interina de exteriores Karen Longaric quien afirmó que si el papa Francisco hubiese hecho tal solicitud "lo hubiese hecho a través del Nuncio Apostólico acreditado en La Paz", dijo en una entrevista al diario Página Siete.

Longaric, que está fuera del país, deslindó su responsabilidad manifestando que la Cancillería no es la encargada de otorgar salvoconductos y que esa tarea correspondía al Ministerio de Gobierno (interior).

El Gobierno boliviano ha venido repitiendo que la crisis política y social por la que atravesó Bolivia en 2019 se debió a un "golpe de Estado" y no a un fraude electoral en los comicios frustrados de ese año, por lo que opina que la Administración de Áñez fue "de facto".

La oposición del país considera que esa versión es una excusa para realizar una persecución política contra los opositores al Gobierno.