Listin Diario Logo
20 de junio 2021, actualizado a las 12:03 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales domingo, 09 de mayo de 2021

CURIOSIDADES

Shanghái, la ciudad más cara del mundo

  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo

    1.-Un autobús turístico lleva a la gente a ver las atracciones durante el Día del Trabajo en Shanghái, China, el 1 de mayo de 2021..EFE/EPA/ALEX PLAVEVSKI

  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo
  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo
  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo
  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo
  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo
  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo
  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo
  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo
  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo
  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo
  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo
  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo
  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo
  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo
  • Shanghái, la ciudad más cara del mundo
Daniel Galilea / EFE-Reportajes
Shanghái, China

La urbe más desarrollada y poblada de China, Shanghái, centro financiero mundial y hogar de decenas de multimillonarios, se ha convertido en la ciudad más cara del mundo debido a la colosal riqueza privada que concentra y al alto precio de los productos y servicios que allí se venden, según un grupo de gestión patrimonial.

Algunas predicciones fundamentadas prevén que China se convertirá en la mayor economía del mundo para finales de esta década, incluso se vaticina que en el 2028, pero su capital comercial y financiera, Shanghái, ya encabeza la lista de ciudades más costosas del orbe, como un símbolo adelantado del poderío económico de la nación asiática.

Tal es la cantidad de riqueza privada de esta urbe de más de 24 millones de habitantes, que las “compras exclusivas” (de lujo o altísimo nivel) son más caras en Shanghái que en cualquier otro lugar del planeta, por delante de Hong Kong, que era hasta ahora la ciudad más cara del mundo, según Forbes. 

Los precios altos se pueden comprobar en determinadas acciones: desde una cena de degustación, hasta la contratación de abogados o los vuelos en clase ejecutiva, según el grupo suizo Julius Baer (JB) que, para llegar asa conclusión, analizó el costo de los bienes y servicios que reflejan el estilo de vida de los HNWI, según esta fuente.

El término HNWI por sus siglas en inglés es "individuo de alto patrimonio neto”, y se utiliza desde las organizaciones financieras para referirse a una persona que se considera muy rica, especialmente una cuyos activos están en dinero en efectivo o que  se pueden vender fácilmente por efectivo.

LA SEXTA CIUDAD CON MÁS MULTIMILLONARIOS

Para Forbes, Shanghái es la ciudad más cara del mundo porque ahora vive allí mucha gente muy rica, según esta publicación de referencia en el mundo de los negocios y las finanzas, que publica un ranking de los mayores multimillonarios del mundo conocido popularmente como Lista Forbes, (https://www.forbes.com/billionaires).

La edición de 2021 revela que esta megaciudad localizada en el este de China, en el delta del río Yangtsé y centrada en la costa del mar de la China Oriental, mantiene la sexta concentración más grande de multimillonarios en el mundo, con un total de 64 multimillonarios, sumando 18 nuevas grandes fortunas desde la lista anterior de 2020.   

Los actuales 64 multimillonarios de Shanghái suman un patrimonio neto total de 259.600 millones de dólares estadounidenses (US), según Forbes. 

El auge del comercio electrónico impulsó al residente más rico de esta urbe china, el fundador de Pinduoduo, Colin Huang, cuya fortuna se triplicó llegando a 55.000 millones de dólares. 

Otros multimillonarios de la ciudad que crecieron con la pandemia son los magnates farmacéuticos Li Ge y Zhong Huijuan, presidentes de Wuxi Biologics y Hansoh Pharmaceutical respectivamente.

COMPRAS DE ALTO NIVEL AL PRECIO MÁS ELEVADO

Shanghái ha sido designada en abril de 2021 como la ciudad más cara del mundo por los expertos de Julius Baer o Julius Bär (www.juliusbaer.com) un grupo suizo líder en la gestión de patrimonios, que ofrecer asesoramiento personalizado a clientes particulares de todo el mundo.

Esta firma elabora desde 2020 un índice anual de estilo de vida:The Julius Baer Lifestyle Index (JBLI) que toma como referencia un conjunto bienes y servicios que reflejan el estilo de vida de los HNWI, que van desde propiedades residenciales hasta cirugía ocular con láser, y analiza los costos en 25 ciudades clave de todo el mundo.

Este índice explora la evolución del consumo de alta gama y como están cambiando los estilos de vida y la riqueza a nivel global y regional, detectando que el mundo de los consumidores ricos no ha cambiado mucho en general con la gran conmoción de la covid-19, aunque hubo variaciones regionales notables. 

Asia sigue siendo la región más cara, en parte debido a su rápida recuperación de la crisis sanitaria mundial, la estabilidad de su moneda y la resistencia a la baja de los precios de los elementos que tiene en cuenta el JBLI, según Julius Baer.

Shanghái es ahora la ciudad más cara del índice, desalojando del primer lugar a Hong Kong. Tokio (Japón) y Hong Kong (China) son la segunda y tercera ciudades más caras, respectivamente, mientras que Bombay (India) sigue siendo uno de los lugares donde la riqueza llega más lejos, según esta misma fuente.

Shanghái y Hong Kong son, para el siglo XXI, lo que Nueva York y San Francisco fueron al XX y Londres y París fueron al XIX. La antorcha ha pasado de Europa a Estados Unidos y ahora está en Asia, añaden.

UNA CIUDAD EMBLEMÁTICA DE LA PUJANZA CHINA

“Si nos fijamos en Shanghái, las razones por las que ocupa el primer lugar en términos de costos son claras”, según Julius Baer.

"No solo es una gran ciudad que ha estado en auge durante las últimas dos décadas, sino que además muchos artículos y servicios de alta gama que allí se venden -desde cintas de correr y automóviles hasta cenas de degustación y abogados- tienen una prima sustancial por encima de la media mundial", puntualiza.

Estos altos precios no se compensan con algunas de las ofertas que se pueden encontrar en esta ciudad, que incluyen zapatos y bolsos de mujer, cuyos precios relativamente más bajos se deben a la caída de los derechos e impuestos de importación.

"En la vibrante y bulliciosa Shanghai, con su elegante y sofisticado horizonte,  los visitantes y residentes pueden disfrutar de la mejor comida internacional preparada por chefs de todo el mundo, pero pagando alrededor de un 12% más que hace un año", según Julius Baer.

Del mismo modo, en este núcleo del comercio internacional que se está convirtiendo rápidamente en un centro de compras de lujo y un foco para las marcas ‘premium’, los vuelos en clase ejecutiva son más caros, registrando un aumento del 82% respecto de 2020, apunta este grupo en su informe.

Según la consultora inmobiliaria Knight Frank, el mercado inmobiliario residencial de Shanghai aumentó el año pasado hasta tal punto, que las autoridades han puesto en marcha un sistema de puntuación y una lotería para los compradores potenciales, para evitar que el mercado se sobrecaliente.

"Junto a los edificios europeos del siglo XIX y los vestigios del colonialismo, una nueva energía y creatividad están impulsando la economía de la ciudad de una manera muy china", según Julius Baer.

"Más allá de los rascacielos de vidrio y metal, como el Centro Financiero Mundial de Shanghái, hay calles tranquilas bordeadas de árboles con casas grandes y elegantes que continúan atrayendo a los residentes adinerados", comenta.

La zona de la antigua Concesión Francesa ofrece, desde hace mucho tiempo, una pastelería exquisita, pero ahora esta oferta se complementa con una gama de casas de lujo prometedoras y tiendas de marcas vanguardistas que se inspiran en la artesanía china e influencias europeas, añaden.

"La tradición de innovación y espíritu empresarial de Shanghái hace que sus centros comerciales, hoteles y boutiques estén ampliando los límites de la alta cocina y ofreciendo eventos exclusivos y lo último en experiencias suntuosas, siendo excelentes lugares para tomar el té de la tarde, la combinación perfecta de las culturas europea y china, concluye Julius Baer.