Listin Diario Logo
23 de septiembre 2021, actualizado a las 12:27 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales martes, 02 de marzo de 2021

Cardona, un latino bilingüe para equilibrar el sistema de educación en EE.UU.

  • Cardona, un latino bilingüe para equilibrar el sistema de educación en EE.UU.

    Miguel Cardona/Foto: Susan Walsh/AP

EFE/Lucía Leal
Washington

Cuando empezó a ir a la escuela en Estados Unidos y solo hablaba español, Miguel Cardona tuvo que adaptarse a un sistema que no estaba diseñado para él, y ha dedicado su vida a ayudar a otros alumnos en circunstancias similares, una misión que planea continuar como secretario de Educación.

Cardona, de 45 años, fue confirmado ayer por el Senado como titular de Educación de Estados Unidos, un cargo desde el que tendrá que liderar la promesa del presidente estadounidense, Joe Biden, de reabrir para mayo la mayoría de las escuelas del país que enseñan a menores de 14 años, ahora cerradas debido a la pandemia.

"No hay forma de sustituir la experiencia de una clase, de nuestros estudiantes aprendiendo enfrente de su profesor", dijo el nuevo secretario de Educación durante su audiencia de confirmación en el Senado, a principios de febrero.

RAÍCES PUERTORRIQUEÑAS

Cardona, nacido en Connecticut de padres boricuas, es la segunda persona con raíces puertorriqueñas y el tercer latino que asciende a secretario de Educación de Estados Unidos, después de John B. King, Jr. (2016-2017) y Lauro Cavazos (1988-1990).

Cuando Biden anunció su nominación en diciembre, Cardona recordó su infancia en viviendas subvencionadas por el Gobierno en la ciudad de Meriden (Connecticut), a donde sus abuelos Avelino y Germana se habían mudado desde Aguada (Puerto Rico) en busca de nuevas oportunidades.

Los padres de Cardona, Héctor y Sara, le "inculcaron desde temprano la importancia del trabajo duro, el servicio a la comunidad y la educación", relató en su discurso de diciembre.

Aunque llegó a la escuela pública de Meriden sin hablar una palabra de inglés, Cardona terminó por convertirse en el primero de su familia en graduarse de la universidad, y más tarde en un "profesor, director de escuela y superintendente adjunto" en la misma ciudad, donde hoy estudian sus dos hijas.

"TAN ESTADOUNIDENSE COMO EL ARROZ CON FRIJOLES"

"Yo, siendo bilingüe y bicultural, soy tan estadounidense como la tarta de manzana y el arroz con frijoles. Y para mí, la educación fue lo que me puso al mismo nivel que los otros", aseguró Cardona en el mismo discurso.

A lo largo de su meteórica carrera, que le convirtió en director de escuela con apenas 27 años y en comisionado de Educación de Connecticut con 43, Cardona se ha enfocado especialmente en la brecha de logros académicos entre los estudiantes latinos y negros respecto a aquellos que son blancos o de orígenes asiáticos.

"Para demasiados estudiantes, su código postal y su color de piel sigue siendo lo que mejor predice las oportunidades que tendrán a lo largo de su vida", lamentó en la citada alocución.

Según Cardona, Estados Unidos ha invertido demasiado "dinero en intervenciones y tiritas para afrontar las disparidades", cuando lo que debería hacer es "crear una base amplia y fuerte de educación temprana universal y de calidad", y mejorar los "apoyos emocionales y sociales" de los alumnos.

Quienes le conocen bien aseguran que no piensa como un político o un ideólogo, y por eso lo creen capaz de espolear "cambios hacia una mayor igualdad" para los estudiantes de minorías "sin alienar a quienes todavía no entienden" la necesidad de que eso ocurra, dijo uno de sus excompañeros, Robert Villanova, a la revista "Education Week".

SU GRAN RETO: REABRIR LAS ESCUELAS

Su gran reto nada más llegar al cargo será implementar uno de los grandes objetivos de Biden en sus primeros 100 días en el poder, la reapertura de la mayoría de las escuelas para menores de 14 años, y en su audiencia de confirmación en febrero ya se comprometió a hacer "todo lo posible" para lograr esa meta "de forma segura".

Esa meta se ha topado con resistencia de los sindicatos de profesores, pero Cardona ya tiene experiencia con el tema: como comisionado de Educación de Connecticut, tuvo que gestionar el mismo dilema el año pasado, cuando la covid-19 golpeó Estados Unidos y el país entero pasó al aprendizaje remoto de la noche a la mañana.

Cardona se dio cuenta entonces de que ese sistema estaba fallando a muchos estudiantes, especialmente a los más pobres, puesto que unos 140.000 alumnos en todo su estado no estaban conectándose a las clases en línea.

"Las desigualdades han salido realmente a la superficie. El impacto de esto va a durar generaciones", advirtió Cardona en una entrevista el año pasado con el diario local CT Mirror.

Cardona lanzó entonces una campaña exitosa para que las escuelas volvieran a ofrecer clases presenciales, y contribuyó a que todos los distritos de Connecticut menos uno adoptaran alguna forma de educación en persona para el pasado otoño, aunque algunos volvieron a cerrar más tarde, según el Washington Post.

Esa perseverancia será clave para llevar a cabo la misión de Biden en un país donde muchos profesores temen volver a las aulas, pero la Casa Blanca confía en el alma de educador de Cardona.