Listin Diario Logo
13 de abril 2021, actualizado a las 12:19 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales martes, 26 de enero de 2021

Senador que debe presidir el juicio a Trump fue hospitalizado "por precaución"

Trump es el primer expresidente en la historia de Estados Unidos en ser juzgado políticamente tras su salida de la Casa Blanca.

  • Senador que debe presidir el juicio a Trump fue hospitalizado "por precaución"

    Fuente: Pexels|Jason Dam.

AFP Forum
Estados Unidos

El senador demócrata Patrick Leahy, quien presidirá el juicio político de Donald Trump en el Senado de Estados Unidos, fue hospitalizado el martes "por precaución" luego de indicar que no se sentía bien, dijo su portavoz. 

El senador de 80 años acababa de presidir la juramentación de los senadores que actuarán como jurados en el juicio que comenzará la semana del 8 de febrero contra el expresidente Trump, acusado por la Cámara de Representantes de "incitar a la insurrección" de sus partidarios en el asalto al Capitolio.

"Esta tarde, el senador Leahy estaba en su oficina en el Capitolio y no se sintió bien", dijo su portavoz, David Carle. "Fue examinado por el médico del Capitolio. Por precaución, el médico recomendó que lo llevaran a un hospital local para observación, donde se encuentra ahora y está siendo examinado", agregó en un comunicado.

Los demócratas controlan desde el 20 de enero el Senado, con 50 senadores, incluido Leahy, contra 50 escaños republicanos. En caso de empate, el voto decisivo lo tiene la vicepresidenta demócrata Kamala Harris. 

Leahy fue nombrado la semana pasada "presidente pro témpore" del Senado, un título que tradicionalmente ostentaba el miembro de mayor edad de la mayoría republicana. 

Es en virtud de este título que debe presidir el juicio a Trump, el primer expresidente en la historia de Estados Unidos en ser juzgado políticamente tras su salida de la Casa Blanca.

Para condenarlo, los demócratas necesitarían 17 votos republicanos, un número que parece difícil, si no casi imposible, de alcanzar. 

Aunque la asonada del 6 de enero, que dejó cinco muertos, provocó un gran malestar, incluso entre los republicanos, muy pocos en el partido apoyan públicamente el juicio. 

El martes, 45 de los 50 senadores republicanos votaron favor de desestimar el procedimiento, argumentando que es inconstitucional juzgar en el Senado a un expresidente.