Listin Diario Logo
06 de marzo 2021, actualizado a las 12:17 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales domingo, 17 de enero de 2021

ARQUITECTURA

La ciudad de la inteligencia artificial

  • La ciudad de la inteligencia artificial

    Vista aérea del centro tecnológico Cloud Valley, en AI City, recreado informáticamente por Lucian R. Foto: Bjarke Ingels Group (BIG).

  • La ciudad de la inteligencia artificial
  • La ciudad de la inteligencia artificial
  • La ciudad de la inteligencia artificial
  • La ciudad de la inteligencia artificial
  • La ciudad de la inteligencia artificial
  • La ciudad de la inteligencia artificial
Ricardo Segura
EFE/REPORTAJES

Casi todo lo que se construirá en la ciudad de AI City, ubicada dentro de la Zona de Desarrollo Industrial de Alta Tecnología de Chongqing (suroeste de China) funcionará bajo el control de la inteligencia artificial(IA). Desde el servicio de bomberos y los  asistentes personales, hasta los robots que servirán bebidas o entregarán café en los lugares de trabajo. 

En esta ciudad futurista con oficinas, hogares, espacios públicos y vehículos autónomos, que se prevé completar a mediados de esta década, la tecnología conocerá por anticipado las necesidades de las personas y la satisfará mediante las máquinas, dispositivos y programas informáticos más avanzados. 

Allí, bajo la supervisión de la omnipresente y siempre atenta IA, las sillas se reorganizarán tras una reunión, el barman sabrá cuál es la bebida favorita de quien llega por primera vez,  las casas ‘reconocerán’ a las personas para poder abrirles la puerta, y las ventanas de los dormitorios ajustarán su opacidad para que la luz natural despierte a los residentes adormecidos.

Y, cuando una persona esté despierta, un ama de llaves virtual le seleccionará el desayuno, le propondrá un atuendo acorde con el clima y le presentará la agenda completa de ese día.  

Además de ‘inteligente’, AI City será ‘sensible’, dado que incorporará sensores y dispositivos conectados a redes wifi que recopilarán y trasmitirán datos de modo inalámbrico a los sistemas de IA sobre todo lo que existe, funciona y sucede en la urbe y su entorno, como los hábitos alimenticios de los residentes, las condiciones climáticas y el nivel la contaminación.

 

CLOUD VALLEY: EL CORAZÓN DE AI CITY

AI City  (la ciudad de la inteligencia artificial) contará con los últimos avances en Internet de las Cosas, robótica, redes y Big Data, se construirá en Chongqing,  una colosal urbe en expansión que está atravesada por ríos y montañas.  

En su centro se incluirá el sector Cloud Valley (valle de La Nube) de 135.000 metros cuadrados, que alojará el centro de Ciencia y Tecnología  de Terminus Group, una compañía china especializada en servicios inteligentes.

El proyecto Cloud Valley ha sido diseñado por la firma de arquitectura danesa BIG (https://big.dk/#projects)  para   Terminus (www.terminusgroup.com) , quienes tendrán sus futuros cuarteles generales en AI City, ciudad que también ha sido definida como un “campus urbano de nuevas tecnologías”.

"Cloud Valley es una parte de AI City donde la tecnología se encuentra con las personas y la naturaleza", informa a Efe Jesslyn Guntur, gerente de comunicaciones de BIG.

"Se inspira en el ‘karst natural’, una forma de relieve originada por la descomposición de rocas compuestas por minerales solubles en agua, al entrar en contacto con los elementos naturales , específicamente en el‘karst’ del Parque Nacional Chongqing Wulong, donde los valles y las montañas forman ‘conexiones’ impresionantes entre la tierra y el cielo", indican desde la firma danesa.

“Debajo de las nubes y entre las montañas, AI City es el lugar donde Terminus y las principales empresas tecnológicas del mundo tienen como objetivo hacer avanzar el futuro de la inteligencia artificial y la robótica, y construir las bases de un nuevo desarrollo sostenible”, de acuerdo a BIG..

 

EL EDIFICIO DE LA MONTAÑA Y EL VALLE

La propuesta de BIG para Cloud Valley se ha concebido como dos parcelas a lo largo de las avenidas Xinshou Avenue y Gaoxin Avenue, que imitan mediante recursos arquitectónicos y urbanísticos a dos relieves terrestres diferentes pero complementarios:  una elevación cóncava (montaña) y una depresión convexa (valle).

“Como un hermano y una hermana, las dos tramas arquitectónicas proyectadas imitan los opuestos entre sí”, señala Bjarke Ingels, fundador y director creativo de BIG.

Por un lado está la parcela de la ‘Montaña’, que forma un hito llamativo en el área y da cobijo a una red protegida de patios con funciones públicas y atractivas y, por otra, está la parcela del ‘Valle’, que al igual que la anterior incluye tejados verdes (cubiertos de vegetación), siendo en este caso de acceso público y los más grandes de China para eventos al aire libre, según BIG.

Debajo del techo, el espacio de estos edificios se abre al público circundante para invitar a los visitantes a este nuevo vecindario, añade la firma danesa de arquitectura.

En Cloud Valley, se eliminarán las barreras entre la naturaleza y los edificios. Allí la estructura porosa del tejido urbano creará generosos patios verdes con luz natural y ventilación en ambas parcelas, y cada patio estará programado para albergar actividades públicas específicas, adelanta BIG.

En el parque tecnológico repartido entre ambas parcelas del edificio se eliminarán las barreras entre las inteligencias humana y artificial, se efectuarán eventos deportivos, exposiciones de arte y ferias de productos, y habrá espacios de exhibición de IA, mercados y cafés, que invitarán al público a unirse bajo el mismo techo. 

Un techo bajo el cual también trabajarán las empresas más innovadoras, desarrollando las tecnologías del futuro, según BIG que explica que en toda AI City, "las bicicletas eléctricas, los vehículos robóticos y los autos de conducción autónoma (sin conductor) definirán un nuevo sistema de movilidad inteligente".

Al estar AI City asentada entre las montañas, las grandiosas formaciones de nubes protegerán  al edificio de Cloud Valley de la exposición directa al sol y crearán una condición de atmósfera especial que permitirá que los diseños de las fachadas sean más transparentes de lo habitual, según BIG.

Para proteger las fachadas y los espacios públicos exteriores de una mayor radiación solar y de las fuertes lluvias, los tejados del edificio se extenderán una distancia significativa, dependiendo de la orientación de cada fachada.

El techo verde, cuyo paisaje es uno de los componentes más importantes que da forma al espíritu de Cloud Valley, también desciende hasta el patio central en un lugar, creando acceso al exuberante jardín del techo, mientras que en otros lugares, se eleva en dos esquinas para crear entradas desde el interior.

Este techo permite que una abundancia de naturaleza coexista con las actividades de oficina, preservando así la experiencia del paisaje salvaje, que es de difícil acceso dentro de los límites urbanos, y también encarnando una coexistencia ecológica cohesiva entre humanos, naturaleza, clima y tecnología.

En otro gesto de encuentro de la tecnología con la naturaleza, la alfombra verde del techo que da forma al valle y la montaña de la edificación, se convertirá por la noche en la pantalla digital más grande de China, según BIG.

"Cloud Valley es el primer proyecto emblemático en una zona de alta tecnología que se convertirá en un nuevo centro de innovación para China, y está concebido como una ciudad donde las personas, la tecnología y la naturaleza prosperan juntas, con espacios diseñados para todo tipo de vida: humana, vegetal, animal e incluso artificial", destaca el arquitecto Bjarke Ingels.