Listin Diario Logo
10 de diciembre 2019, actualizado a las 10:37 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales jueves, 24 de octubre de 2019

A DISTANCIA

El retroceso chileno

  • El retroceso chileno
Adolfo Valenzuela
adolfo.valenzuela@listindiario.com

La crisis político-económica-social que sufre el gobierno del derechista Sebastián Piñera no es el resultado del aumento de la tarifa del metro porque este hecho aislado simplemente fue la gota que colmó el vaso.

La cantante Mon Laferte resumió ayer, en unas declaraciones desde México, cuál es la situación social internamente.

“En Chile no existe la educación gratuita, las universidades todas son privadas, no hay salud, el sistema de pensiones es un robo, los adultos mayores tienen pensiones indignas y más que tener miedo a morir la gente tiene miedo a llegar a viejo”... “La gente está harta de todo esto y va más allá de cualquier color político, no es la derecha o la izquierda”... Agréguese los aumentos recientes en las tarifas de la luz y el agua.

Chile, que todavía no ha superado por completo los años bajo la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), ve con horror cómo los militares han sido lanzados a las calles, y aunque la represión no se parece mínimamente a la de los años oscuros, sí revela a las nuevas generaciones lo que significa  estado de emergencia, toque de queda, estado de excepción o estado de guerra.

Cierto es que muchos de los jóvenes de hoy (han pasado 29 años de democracia) no tienen miedo de enfrentarse a las fuerzas de represión, y las reglas del juego democrático entre el gobierno y la gente han cambiado... a pesar de las 18 muertes de civiles, muchos de ellos en manos de uniformados.

Las protestas no solo llegan a través de las voces que gritan. También se agregan actos vandálicos que algunos sectores aprovechan ante la caótica circunstancia.

El presidente Piñera desestimó su propuesta inicial de aumentar el precio en el metro, como medida para detener las manifestaciones que se desataron, pero la situación se ha salido de control y ya no basta con protestar en las calles de las principales ciudades por el descontento social. Ahora el principal objetivo de la gente es la renuncia del mandatario y la exigencia de cambios sociales que beneficien a una mayoría.


Más en Las Mundiales