Listin Diario Logo
20 de octubre 2019, actualizado a las 12:28 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales miércoles, 18 de septiembre de 2019

ESTADOS UNIDOS

Pompeo acusa a Irán de cometer un "acto de guerra" tras el ataque contra las refinerías en Arabia Saudí

  • Pompeo acusa a Irán de cometer un "acto de guerra" tras el ataque contra las refinerías en Arabia Saudí

    El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo. / EP

EP
Madrid

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, ha acusado a Irán de cometer un "acto de guerra" tras el ataque contra las refinerías de la empresa petrolera estatal saudí, Aramco, del que Teherán se ha desvinculado.

"Este es un ataque a una escala que no habíamos visto antes", ha manifestado, antes de recalcar que la reclamación de autoría de los huthis "no cambia las huellas del ayatolá como responsable de poner en riesgo el suministro energético global".

Pompeo, que se ha desplazado a Arabia Saudí para coordinar la posible respuesta a estos ataques, ha resaltado que "esta línea de misiles de crucero no se había visto", según ha recogido el diario estadounidense 'The Hill'.

"La comunidad de Inteligencia tiene una alta confianza en que estas no son armas que estarían en posesión de los huthis. Esa es probablemente la pieza de información más importante", ha argumentado.

Así, ha acusado a los huthis de mentir al reclamar la autoría del ataque, al tiempo que ha resaltado que los rebeldes yemeníes "están completamente bajo la bota de los iraníes". Pompeo ha resaltado que los huthis habrían realizado la reclamación "siguiendo órdenes de Irán".

"Hemos sido bendecidos por el hecho de que no hayan muerto estadounidenses en este ataque, pero siempre que hay un acto de guerra de esta naturaleza existe el riesgo de que eso pase", ha zanjado.

Durante la jornada de este miércoles, el Gobierno de Arabia Saudí ha considerado "innegable" que Irán es el responsable del ataque y ha expuesto los restos de armamento que supuestamente avalarían esta acusación.

Un portavoz del Ministerio de Defensa saudí, Turki al Malki, ha asegurado ante los medios que se utilizaron 25 drones y misiles de crucero para atacar el pasado sábado las dos refinerías. Se trata, ha añadido, de aparatos no tripulados del tipo Delta Wing y de misiles 'Ya Ali', utilizados por la Guardia Revolucionaria iraní.

"El ataque fue lanzado desde el norte y sin duda estuvo patrocinado por Irán", ha añadido este portavoz, que ve imposible que la agresión pudiese ser obra de los rebeldes huthis. Según Al Malki, la insurgencia yemení solo está "encubriendo" a su principal aliado internacional.

"Las pruebas (...) que hay aquí delante hacen que sea innegable", ha esgrimido el portavoz saudí, quien ha asegurado que las instalaciones de Jurais fueron atacadas únicamente con misiles y que, para las de Abqaiq, se utilizaron también vehículos aéreos no tripulados.

IRÁN NIEGA SU IMPLICACIÓN

Las autoridades de Irán han negado cualquier implicación en los ataques y han denunciado una red de mentiras tejida por Estados Unidos, primer país en señalar a Teherán tras los ataques.

En este sentido, Hesamedín Ashena, asesor de la Presidencia iraní, ha resaltado que "la rueda de prensa (de Al Malki) demuestra que Arabia Saudí no sabe nada sobre dónde se hicieron los misiles y drones y desde dónde fueron disparados".

En un mensaje en su cuenta en la red social Twitter, Ashena ha agregado que las autoridades saudíes "no han explicado por qué el sistema de defensa del país fracasó a la hora de interceptarlos".

Por su parte, los rebeldes huthis, han insistido en su autoría y han defendido su derecho a responder a las operaciones que lleva a cabo en Yemen la coalición que lidera Arabia Saudí.

Un portavoz de la insurgencia yemení ha subrayado este miércoles que Arabia Saudí ha falsificado las pruebas para ocultar el daño causado en las instalaciones de la petrolera Aramco. "La destrucción (...) es mucho mayor que la que han reconocido", ha asegurado, según la cadena afín Al Masirah.

Una de las instalaciones atacadas se encuentra en Abqaiq, cerca de Damman, en la Provincia Oriental, mientras que la otra se encuentra en el yacimiento petrolero de Hijrat Jurais.

Los insurgentes --que cuentan con el apoyo de Teherán en el marco del conflicto en Yemen-- ya advirtieron el lunes de que las instalaciones de la petrolera estatal saudí siguen siendo un objetivo que podría ser atacado "en cualquier momento".


Más en Las Mundiales