Listin Diario Logo
15 de noviembre 2019, actualizado a las 08:12 PM
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales jueves, 25 de julio de 2019

Rosselló guarda silencio ante posible juicio político

AP
San Juan

Legisladores puertorriqueños se alistaban para abrir un proceso de juicio político al gobernador de la isla, mientras miles de inconformes se reunían ayer afuera de la residencia oficial del mandatario con consignas para exigir su renuncia.

La frustración y el enojo iban en aumento mientras el gobernador Ricardo Rosselló se mantenía en silencio a pesar de las promesas de su portavoz de que daría un mensaje a la isla en medio de la crisis que enfrenta debido a los comentarios ofensivos que hizo sobre sus electores y a señalamientos de corrupción.

"Basta ya. Ya es suficiente", dijo el representante de Puerto Rico Gabriel Rodríguez a The Associated Press. "El pueblo de Puerto Rico a nivel social, a nivel económico, a nivel emocional, no aguanta más".

Rodríguez, que pertenece al mismo partido que Rosselló, dijo que inicialmente los legisladores habían acordado postergar el proceso de juicio político para darle al gobernador un plazo hasta las 5 de la tarde del miércoles para anunciar sus intenciones de renunciar.

"Esperamos a las 5 p.m., 6, y luego 7, 8 de la noche y no ha ocurrido", comentó Rodríguez. "Tiene que ponerle un alto. El único que tiene la oportunidad de poner paz en Puerto Rico es el gobernador hoy, esta noche".

El único miembro del gobierno de Rosselló que se pronunció el miércoles fue el secretario de Asuntos Públicos Anthony Maceira, quien alrededor de las 6 de la tarde dijo que el gobernador preparaba un mensaje que daría directamente al pueblo. Pero el portavoz no dio más detalles a las decenas de reporteros reunidos a las afueras de la residencia oficial.

Miles de manifestantes se concentraron frente a la mansión del gobernador para exigir nuevamente su renuncia. El presidente de la Cámara de Representantes de Puerto Rico dio un ultimátum al asediado Rosselló: O toma la mejor decisión para un territorio estadounidense que pide su renuncia, o enfrenta un proceso de juicio político.

El representante Carlos Méndez habló poco después de que recibió una recomendación de los legisladores para continuar con el proceso de juicio político en un informe de una comisión especial encargada de determinar si los legisladores podrían llevarlo a cabo.

"Solamente se detendrá (el proceso) si el señor gobernador toma una decisión para el bien de Puerto Rico", afirmó. "Nosotros vamos a atender este asunto con la seriedad que requiere".

Rodríguez dijo que los legisladores sostendrán el jueves una sesión especial para iniciar el proceso de juicio político. Se desconoce si existen los votos suficientes para hacerlo.

Para el miércoles por la tarde, casi dos docenas de agentes con equipo antimotines salieron de la mansión del gobernador en dirección a los manifestantes. La protesta se mantuvo pacífica, aunque los inconformes encabezados por los cantantes Bad Bunny y Residente golpeaban ollas, ondeaban banderas de Puerto Rico y soplaban silbatos.

Cientos de miles de puertorriqueños han reaccionado indignados por una conversación repleta de insultos que el gobernador tuvo con sus asesores en un chat, la cual fue filtrada a la prensa, y han protestado desde hace casi dos semanas exigiendo su renuncia.

"Yo espero que las cosas cambien", dijo Tanyanette Ortiz, de 27 años, de Juncos, en el oriente de Puerto Rico. "Ya el pueblo se dio cuenta que, si nos unimos de verdad, pasan grandes cosas".

Los participantes del chat hablaron de política y de contratos del gobierno, y también insultaron a mujeres y se mofaron de ciudadanos, incluidas las víctimas del huracán María. Rosselló insultó a un par de funcionarias y se burló de un hombre obeso con el que posó en una foto.

Más de una docena de funcionarios han renunciado desde que se filtró el chat semanas atrás, entre ellos el jefe de despacho y confidente de Rosselló, Ricardo Llerandi; el exsecretario de Estado Luis Rivera Marín, y el exjefe financiero Christian Sobrino, quien ocupaba otros cinco puestos.

La hermana de Ortiz, Kerianette, de 17 años, dijo que estaba orgullosa de la situación por la que atraviesa Puerto Rico.

"No importa partido político, no hay colores", dijo. "Esto fue unión del pueblo y así es como debe ser para poder tener el futuro que todos merecemos".


Más en Las Mundiales