Listin Diario Logo
08 de diciembre 2019, actualizado a las 12:44 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales lunes, 01 de julio de 2019

JUAN CARLOS VARELA

Varela pide comprensión al dejar la presidencia de Panamá con bajo apoyo

  • Varela pide comprensión al dejar la presidencia de Panamá con bajo apoyo

    El rey de España, Felipe VI, conversa con el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela. Foto AP. 

AFP
Panamá

El presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, concluyó este domingo su mandato de baja popularidad con la visita protocolar del rey español, Felipe VI, horas antes de pasar el mando a su sucesor electo Laurentino Cortizo.

"Si en algo no llené sus expectativas o si en la toma de decisiones no siempre completé los anhelos de todos les pido su comprensión", afirmó el mandatario en un mensaje al país por cadena nacional.

Empresario del licor, de 55 años, Varela deja la presidencia panameña con una baja popularidad producto de la desaceleración económica. Cuando el gobernante legó al poder el crecimiento económico era del 6,2%, el doble del actual, lo que ha aumentado el descontento popular.

A su sucesor dejará el desafío de reactivar la economía y de mejorar la imagen del país, incluido de manera periódica en listas de lavado de dinero o paraísos fiscales.

Durante los últimos días, en las redes sociales han arreciado los ataques contra su persona y su gestión. Incluso, hay varias fiestas convocadas por sus críticos para su "despedida".

Además, seguidores del detenido expresidente panameño, Ricardo Martinelli (2009-2014), antiguo aliado de Varela y hoy enemigo político, han pedido a la justicia que impida su salida del país por presuntos delitos de corrupción.

Sin embargo, Varela manifestó durante su mensaje de despedida estar "dispuesto a rendir cuentas por las batallas libradas a favor de la patria", señaló.

"Desde 1990, cuando Panamá recuperó la democracia y sucesivamente ha realizado elecciones y traspasos de mando, este ha sido el término de mandato presidencial menos histriónico y más dramático en términos negativos", dijo a la AFP el director del diario Metro Libre, James Aparicio.

"El rechazo a la gestión de Varela se ha expresado en un descontento nacional", añadió el también analista.

- Felipe VI y una misa  -

En las ruinas de Panamá Viejo recibió al rey español Felipe VI, quien develó este domingo un monolito para conmemorar los 500 años de fundación de la ciudad panameña, el primer asentamiento español en el litoral pacífico americano.

Varela, quien ha reconocido ser colaborador del grupo católico Opus Dei, acudió también con gran parte de su gabinete a una misa en la Catedral Basílica Santa María, a pocas calles de la Presidencia.

Para el director de los servicios informativos de Radio Panamá, Edwin Cabrera, la imagen de Varela se ha visto perjudicada por la presencia continua de mensajes negativos en las redes sociales, y por los ataques del entorno de Martinelli.

"No es tan malo como las redes sociales lo están planteando, estamos en presencia de un gobierno que concluye una gestión interesante en distintos aspectos", indicó Cabrera a la AFP. 

"El hecho cierto es que Varela es el primer presidente que tiene que ejercer con un expresidente haciendo las veces de francotirador", añadió.

La empresa consultora española, Llorente y Cuenca, en un informe sobre el próximo gobierno ya indica que Cortizo enfrentará un "ambiente de redes sociales maduro con capacidad de descarrilar cualquier narrativa oficial.

Mientras tanto, Varela, según su cuenta de Twitter, también aprovechó su último día para llevar a su casa a un funcionario que trabajó por 47 años en la Presidencia y en trasladar en helicóptero a un misionero extranjero herido.

"Concluye su período con un alto grado de desaprobación. Se describe su administración como incompetente y corrupta", dijo a la AFP Carlos Guevara-Mann, profesor de Relaciones Internacionales de la Florida State University en Panamá.

"Pudiendo haber recurrido a la transparencia y el apoyo popular optó por la componenda, el clientelismo y la corruptela", concluyó Guevara-Mann.