Listin Diario Logo
14 de noviembre 2019, actualizado a las 01:07 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
Las Mundiales sábado, 23 de febrero de 2019

CUMBRE | PREVENCIÓN DE ABUSOS SEXUALES

El Vaticano abrirá línea contra curas pedófilos

  • El Vaticano abrirá línea contra curas pedófilos

    Jornada. El papa Francisco, flanqueado por dos prelados, se dirige a la segunda jornada de la conferencia sobre abuso sexual por el clero, ayer en la Ciudad del Vaticano.

AP
Ciudad del Vaticano

Los cardenales que asisten a la cumbre del papa Francisco para la prevención de abusos sexuales por parte del clero exhortaron el viernes a crear una nueva cultura de rendición de cuentas dentro de la Iglesia católica, a fin de sancionar a los obispos y superiores de órdenes religiosas que no sean capaces de proteger a sus feligreses de los curas depredadores.

En la segunda jornada de la cumbre extraordinaria de jerarcas eclesiásticos, el debate se enfocó en reconocer que la crisis de abusos sexuales en la Iglesia se agravó por décadas de encubrimiento, secreto y miedo al escándalo.

“Debemos arrepentirnos y hacerlo juntos, de manera colegiada, porque hemos fallado en el camino”, dijo el cardenal de Mumbai, Oswald Gracias. “Debemos pedir perdón”.

El cardenal de Chicago, Blase Cupich, dijo a los 190 asistentes que se necesitan nuevos procedimientos legales para denunciar e investigar a los superiores católicos cuando sean señalados de cometer abusos o de ser negligentes cuando otros los cometen.

Dijo que en cada paso del proceso deben intervenir expertos laicos, porque la feligresía católica conoce mucho mejor que los sacerdotes los traumas provocados por el abuso sexual y su encubrimiento.

“Es el testimonio de los laicos, en particular las madres y los padres con gran amor por la iglesia, el que ha señalado conmovedoramente y con fuerza la incompatibilidad grave de la comisión, encubrimiento y tolerancia del abuso sexual por el clero con el significado mismo y la esencia de la iglesia”, dijo Cupich.

“Las madres y los padres nos han exigido la rendición de cuentas, porque no pueden comprender cómo nosotros, obispos y superiores religiosos, hemos sido tan ciegos ante la magnitud y el daño del abuso sexual de menores”, añadió.

Francisco convocó a los obispos a cuatro días de conferencias y talleres sobre la prevención de abusos y la protección de menores después del nuevo estallido del escándalo el año pasado en Chile y Estados Unidos. Durante dos décadas el Vaticano ha intentado reprimir a los abusadores, pasando por alto la culpa de obispos y superiores que los trasladaban de una parroquia a otra.

Cupich reclamó nuevas estructuras transparentes para investigar las denuncias contra los superiores y retirarlos de sus puestos si son culpables de negligencia grave en el manejo de los casos.

Propuso que los obispos metropolitanos _que son responsables de los demás obispos en su zona geográfica_ realicen las investigaciones con ayuda de expertos laicos. El obispo metropolitano enviaría los resultados al Vaticano.

VÍCTIMAS PIDEN QUE CESEN LOS ENCUBRIMIENTOS
Numerosas víctimas se han congregado al margen de la cumbre para exigir una mayor rendición de cuentas, asegurando que durante décadas la Iglesia ha dado prioridad a sus propios intereses por encima de los daños sufridos por las personas afectadas.

“Tienen un proceso sistemático de encubrir, pasar a otra cosas, trasladar y no denunciar”, dijo Tim Lennon, presidente del grupo de víctimas estadounidenses SNAP.

El alemán Matthias Katsch dijo que las víctimas están más allá de la ira.

“Estamos realmente luchando por la verdad y la justicia para las víctimas”, dijo Katsch, quien fue una víctima también.


Más en Las Mundiales