Santo Domingo 28°C/31°C light rain

Suscribete

TURQUÍA Y FRANCIA

Erdogan y Macron abogan por mejorar las relaciones económicas bilaterales

Los presidentes de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, y de Francia, Emmanuel Macron, coincidieron ayer en una conversación telefónica en la necesidad de mejorar las relaciones económicas bilaterales, en un momento de gran debilidad de la lira turca, que se ha devaluado un 25 % desde principios de mes

Ambos líderes destacaron la importancia de mejorar las "inversiones" y las "relaciones económicas y comerciales" bilaterales, aseguraron fuentes de la presidencia turca, informó la agencia local Anadolu.

Según esta fuente, Macron subrayó la importancia que tiene para Francia la estabilidad económica de Turquía.

Los dos mandatarios también conversaron sobre otros asuntos, como la situación en Siria.

Está previsto que ambos países participen en septiembre, junto a Rusia y Alemania, en una cumbre sobre ese conflicto.

Erdogan también mantuvo antier una conversación telefónica con la canciller alemana, Angela Merkel.

Por otro lado el Ministerio de Finanzas de Turquía, reveló en un comunicado que el responsable de esa cartera, Berat Albayrak, habló ayer por teléfono con su homólogo alemán, Olaf Scholz, sobre "la situación de la economía turca ante las sanciones estadounidenses".

Scholz resaltó la importancia de la estabilidad de la economía turca para la Unión Europea y ambos ministros acordaron reunirse el próximo 21 de septiembre en Berlín para "mejorar la cooperación económica".

La nota fue enviada a los medios minutos antes de que Albayrak iniciara una videoconferencia, coordinada por varios bancos, con unos 3.000 inversores para intentar calmar a los mercados.

El Gobierno de Ankara ha incrementado la comunicación con líderes europeos tras la crisis de la divisa turca, acrecentada por la guerra de aranceles con Estados Unidos, país con el que Turquía tiene abiertos actualmente varios conflictos diplomáticos.

Reunión entre Merkel y Macron

Por otro lado, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, y la canciller alemana, Angela Merkel, subrayaron ayerla importancia de alcanzar "una solución europea" al problema migratorio.

Los dos mandatarios expresaron en una conversación telefónica "la necesidad de trabajar en una solución europea coordinada para luchar contra los traficantes y acoger los barcos de salvamento en el Mediterráneo", indicó el Elíseo en un comunicado.

Su llamamiento se produce después de que Francia, España, Alemania, Portugal y Luxemburgo acordaran el martes hacerse cargo de los 141 inmigrantes rescatados por el Aquarius, después de que Malta aceptara el desembarco de ese buque humanitario tras varios días de espera.

Fue el primer acuerdo de este tipo alcanzado entre varios países europeos y las autoridades francesas han avanzado esta semana que "en las próximas semanas" se harán propuestas en favor de la aplicación de un mecanismo "duradero y sostenible" para evitar la repetición de las crisis.

Macron y Merkel hablaron también de la situación en Siria y en particular en la región de Idlib, donde viven tres millones de personas, la mitad de ellas desplazadas internas, y donde ambos dirigentes consideraron que "los riesgos humanitarios son muy elevados".

El presidente y la canciller insistieron en que deben hacerse los esfuerzos necesarios "para apoyar un proceso político inclusivo que permita una paz duradera".