Santo Domingo 24°C/27°C light rain

Suscribete

Recibe el Nobel 21 años después

La dirigente de la oposición en Mianmar, Aung San Suu Kyi, reveló ayer sábado que el Premio Nobel de la Paz que ganó cuando estaba arrestada hace 21 años le ayudó a superar el sentimiento de aislamiento y permitió que el mundo exigiera democracia en su país bajo control militar. Suu Kyi recibió dos ovaciones de pie en el ayuntamiento de Oslo cuando pronunció su demorado discurso de aceptación del premio ante el Comité Noruego del Nobel, en presencia del rey Harald de Noruega, la reina Sonja y unos 600 dignatarios. La también adalid de la libertad política en su país celebró el poder de su distinción con el Nobel en 1991, tanto por rescatarla de las profundidades de la desesperación personal como por arrojar una luz imperecedera sobre las injusticias en Mianmar. “A menudo en mis días de arresto domiciliario, sentía como si yo no era ya parte del mundo real”, relató en medio del silencio en el recinto que fue decorado con arreglos de crisantemos frescos y torres de orquídeas. “Estaba la casa que era mi mundo. Estaba el mundo de los demás que tampoco eran libres pero que estaban juntos en la prisión como una comunidad. Y estaba el mundo de los libres. Cada uno era un planeta diferente en busca de su propio curso distinto en un universo indiferente”, describió.

Tags relacionados