Santo Domingo 18°C/20°C clear sky

Suscribete

A DISTANCIA

Una campaña venezolana que será diferente

Avatar del Listín Diario
Adolfo ValenzuelaSanto Domingo

A partir del primero de julio próximo, se inicia formalmente la campaña por la presidencia de Venezuela. En esta ocasión, y sin sorpresa alguna, la figura de Hugo Chávez, estará de nuevo en la boleta por el Partido Socalista Unido de Venezuela -PSUV-, pero bajo condiciones físicas diferentes a las anteriores. El refugio del mandatario en La Habana, bajo un hermético silencio sólo roto cuando las especulaciones eran demasiado presionantes para el gobierno, debido a las terapias por el cáncer, puede ampliar las dudas sobre qué tan enfermo se encuentra el mandatario. Un cable de AFP afirma que el número de indecisos (alrededor de un 35%) ha aumentado precisamente porque desconocen la verdad pura sobre el candidato socialista. De otro lado, se encuentra el opositor y actual gobernador del estado de Miranda, Henrique Capriles Radonski, por el partido Primero Justicia, alrededor del cual se aglutinaron unos 35 partidos menores. De familia adinerada, Capriles ha venido a darles esperanzas a una clase muy afectada por la “revolución socialista” de Chávez, y sus muchos programas sociales dirigidos a ayudar a los menos pudientes. Las sorpresas están a la orden del día, según Luis Vicente León, de la firma Datanálisis. “El chavismo se sorprende, sin duda, de la capacidad de movilización opositora”, al igual que los opositores, que antier vieron a un “Chávez que regre- sa muy fuerte” y con la misma estrategia de “confrontación y símbolos”, a los que el público está acostumbrado. Aunque la contienda principal será entre Capriles y Chávez, también participarán María Josefina Bolívar, por el Partido Demócratico por la Paz y la Libertad, y otros nueve aspirantes adicionales. En total, habrá 14 candidaturas, seis de partidos políticos y ocho independientes, Calentando los motores y para no perder la costumbre regional, desde ya empiezan las acusaciones de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) está parcializado en torno a la figura del jefe de Estado, lo cual ha sido finamente considerado como “sesgo político”. En este sentido, se criticó que mientras a Capriles “se le negó el domingo que desplegara una bandera en el edificio del CNE, a Chávez se le permitió el lunes usar uno de los balcones del edificio del organismo para saludar a sus seguidores y que éstos, además pudieran concentrarse en dos plazas próximas”. Je, je. Además, sindicatos opositores se quejaron de que hay presiones para que “funcionarios públicos o de empresas del Estado paguen un día de trabajo para el PSUV, algo que ha sido negado por el oficialismo”. Pero no hay que desesperarse. Estas no serán las primeras ni las últimas denuncias. En realidad, hay que ponerse las armaduras de acero inoxidable, para esperar todo lo que viene. Mientras unos tienen la certeza de que Hugo Chávez se mantendrá por seis años más (2013- 2019), aparte de los 13 años que ya tiene en “la silla” (subió en el 1999, hasta ahora, 2012), otros piensan que la oposición por fin ha logrado unirse en torno a un candidato que sí puede desplazar al mandatario. Estos comicios serán cruciales para el futuro de Venezuela. Como siempre, el que está en el poder lo usa discreta o indiscretamente, y el final se conocerá en las horas posteriores al día de las elecciones, el 7 de octubre de 2012. Y póngale atención al papel de Nicolás Maduro, canciller actual.

Tags relacionados