Santo Domingo 22°C/22°C clear sky

Suscribete

EEUU

Obama continúa en campaña bajo la sombra de la amenaza terrorista

El presidente de EE.UU., Barack Obama, visitó ayer tres estados en la recta final de la campaña para las elecciones legislativas del próximo martes mientras prosigue la investigación sobre los artefactos explosivos interceptados en el Reino Unido y Dubái. La amenaza terrorista no alteró la agenda electoral de Obama, que prevé hacer campaña hasta el último momento para movilizar a los votantes demócratas en unas elecciones que se presentan complicadas para sus correligionarios en el Congreso. EE.UU. renueva el próximo martes los 435 escaños de la Cámara de Representantes, 37 de los 100 senadores, 37 gobernadores y otros puestos estatales y locales. Las encuestas pronostican que los republicanos se harán con el control de la Cámara de Representantes y aumentarán su presencia en el Senado. Además indican que los electores conservadores están más movilizados para votar que los demócratas. Así, Obama afrontó una intensa jornada electoral, que comenzó en Filadelfia (Pensilvania), donde pidió a los más de 1.500 estudiantes que participaron en un evento del partido demócrata en la Universidad Temple que fueran a votar con el mismo entusiasmo que llevó a los demócratas al Congreso y a él a la Casa Blanca en 2008. "No podéis parar ahora, porque el hecho es que estamos en unas elecciones difíciles" dijo Obama apelando a que acudan a votar con sus padres y amigos "por vosotros y por este país". El mismo mensaje llevó a Bridgeport (Connecticut) donde pidió a los votantes que salgan a las urnas y advirtió que si los republicanos ganan en estos comicios todos los logros alcanzados "pueden volverse atrás". En Chicago, donde pasará la noche, intentará que el asiento que un día ocupó como senador, no caiga ahora en manos de los republicanos. Chicago era el destino de los dos paquetes con explosivos procedentes de Yemen que interceptaron el viernes las autoridades en aviones de carga en el Reino Unido y Dubái, gracias a una operación internacional. Durante la mañana Obama estuvo pendiente de los acontecimientos y llamó al primer ministro británico, David Cameron, y al rey de Arabia Saudí, Abdalá bin Abelaziz, para agradecerles la cooperación de sus países para abortar el complot terrorista contra dos sinagogas. Los paquetes fueron localizados en sendos aviones de carga, antes de llegar a Estados Unidos, el primero en un avión de la firma UPS en el aeropuerto de East Midlands, en el Reino Unido, y el segundo apareció después en Dubai, en los Emiratos Árabes Unidos. El presidente, Barack Obama, afirmó en una breve comparecencia el viernes que los paquetes sospechosos en ruta a Estados Unidos contenían material explosivo y la amenaza que representaban contra el pueblo estadounidense era "creíble" . Los servicios de seguridad atribuyen los artefactos a Al Qaeda en la Península Arábiga, un grupo terrorista afiliado a esa organización. Yemen se ha convertido en uno de los focos de lucha de EE.UU. contra el terrorismo, después de que los últimos intentos de atentado estuvieran vinculados a esta célula de Al Qaeda. El asesor para la lucha contra el terrorismo de la Casa Blanca, John Brennan, habló con el presidente de Yemen, Ali Abdulá Saleh, para ofrecer ayuda en la lucha contra Al Qaeda. Brennan subrayó que "Estados Unidos está preparado para ayudar al Gobierno de Yemen y al pueblo yemení en su lucha contra Al Qaeda en la Península Arábiga" y destacó la importancia de una "cercana cooperación" contra el terrorismo. La policía yemení ha detenido en Saná a una mujer sospechosa de haber enviado a Estados Unidos los dos paquetes con material explosivo, mientras continúa la investigación.

Tags relacionados