Santo Domingo 24°C/29°C few clouds

Suscribete

MANIFESTACIONES

Choques e incendios en la huelga francesa

SARKOZY PROMETE PERSEGUIR A LOS “ALBOROTADORES”

Jóvenes con pasamontañas chocaron ayer martes con la policía y desataron incendios en ciudades de toda Francia, en un giro radical de las protestas en una huelga contra el plan del gobierno de aumentar la edad de jubilación. Cientos de vuelos fueron cancelados, se formaron largas filas en las estaciones de combustible y los servicios ferroviarios de muchas ciudades fueron reducidos a la mitad. El presidente Nicolás Sarkozy prometió perseguir a los “alborotadores” y garantizar el orden público. También abrió la posibilidad de más confrontaciones con los jóvenes manifestantes tras una semana de protestas que han interrumpido el ritmo normal del país, pero que hasta ahora habían sido mayormente no violentas. Sarkozy también se comprometió a que habría combustible disponible para todo el mundo. Unas 4,000 estaciones se quedaron sin combustible ayer martes por la tarde, dijo el ministro de Medio Ambiente. El primer ministro Francois Fillon indicó que las petroleras acordaron ofrecer gasolina para intentar que las estaciones se aprovisionaran. “El gobierno continuará retirando a los manifestantes que bloquean los depósitos de combustible”, dijo Fillon. “Nadie tiene derecho a tomar como rehén a todo un país, a su economía y a sus puestos de trabajo”. Los manifestantes intentan evitar que el parlamento francés apruebe un proyecto de ley que aumentaría la edad de jubilación de 60 a 62 años para prevenir que el sistema de pensiones acabe en la quiebra. Muchos trabajadores creen que el cambio sería un paso peligroso que estropearía los beneficios sociales de los que goza Francia y llevaría, en cambio, a un “capitalismo al estilo estadounidense”. Los beneficios incluyen largas vacaciones, contratos que dificultan los despidos y un sistema de salud subsidiado por el Estado. UNA INVESTIGACIÓN EN CONJUNTO En París, una enorme multitud marchó hacia el dorado domo del monumento de los Inválidos, donde está enterrado Napoleón.La policía estimó que 60,000 personas participaron en la marcha, menos que las 65,000 de la semana pasada. Agentes antidisturbios con escudos de plástico rodearon la Plaza de los Inválidos. “Es importante venir porque Francia no sería lo que es hoy si las generaciones previas no hubieran salido a las calles”, dijo Lidwine Mure, una profesora de 32 años que ha participado en las seis protestas de París desde septiembre. En una escuela secundaria cerrada por episodios previos de violencia en el suburbio parisino de Nanterre, cientos de jóvenes lanzaron piedras desde un puente a policías que respondieron con gas lacrimógeno y crearon barricadas en la zona.

Tags relacionados