Santo Domingo 18°C/20°C clear sky

Suscribete

CONGRESISTAS DE EEUU

Acuerdan plan de estímulo

ES POR 789,000 MILLONES DE DÓLARES PARA CREAR 3.5 MILLONES DE EMPLEOS EN EL PAÍS

WASHINGTON.- Los líderes demócratas y republicanos del Congreso alcanzaron ayer un acuerdo sobre un plan de estímulo de 789,000 millones de dólares para crear 3.5 millones de empleos y que, a su juicio, será el mejor antídoto para la grave recesión en EEUU.Tras una serie de intensas negociaciones a puerta cerrada, los legisladores lograron pulir el texto final del plan de estímulo, que podría ser votado en ambas cámaras del Congreso entre mañana y el viernes, con el objetivo de enviarlo al Despacho Oval antes del lunes próximo. El presidente Barack Obama agradeció en un comunicado el esfuerzo de los legisladores para agilizar este acuerdo “con la urgencia que el momento exige”. La cifra acordada refleja el “toma y daca” de los diez legisladores demócratas y republicanos que desde la tarde del martes comenzaron a armonizar las versiones aprobadas en ambas cámaras.“Los proyectos de ley en realidad eran muy similares, y me complace anunciar que hemos podido zanjar las diferencias”, dijo el líder de la mayoría demócrata en el Senado, Harry Reid.“Como en cualquier negociación, esto supuso un toma y daca, y si no les importa que lo diga, es una manera suave decirlo”, añadió Reid, al referirse a la conciliación entre la versión de 838.000 millones de dólares del Senado y la de 819.000 millones de la Cámara de Representantes.Reid aseguró que el acuerdo se mantiene “fiel” a los principios sobre la creación de 3,5 millones de empleos, la inversión en energía renovable, alivios tributarios para la clase media y que, en su conjunto, suponen una “inversión en el futuro de EE.UU.” Por ejemplo, más de un tercio del plan está destinado a recortes de impuestos para el 95% de los trabajadores estadounidenses, otros 54.000 millones de dólares están dirigidos a los gobiernos estatales y otros 10.000 millones a la modernización de las escuelas públicas.FondosDe hecho, una de las trabas iniciales para lograr un consenso fue la inclusión de fondos para la educación, una de las piedras angulares de la agenda del presidente Barack Obama. La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, al igual que muchos demócratas, disputa la distribución específica de un fondo de 10,000 millones de dólares para programas de educación, y aún no se ha pronunciado sobre el acuerdo.La preocupación de que se desmorone el acuerdo pactado es tal que Reid acudió a la oficina de Pelosi a persuadirla de que lo avale. En esa reunión con Pelosi participaron líderes de ambas cámaras y miembros de la Casa Blanca, según fuentes legislativas. Entre otros elementos, el plan prevé unos 150,000 millones de dólares en inversiones para obras de infraestructura y un fondo de “estabilización” de hasta 44,000 millones de dólares para que los gobiernos estatales puedan paliar sus crisis presupuestarias.EL PLAN TAMBIÉN TIENE SUS SACRIFICIOSEn concreto, el nuevo plan elimina 16,000 millones de dólares en la construcción y reforma de escuelas y recorta drásticamente los subsidios de salud para los desempleados y las reducciones de impuestos para los que compren casas o vehículos, según informa The New York Times.Harry Reid aseguró que senadores y representantes de ambos partidos han tratado de “tender puentes” para eliminar las diferencias entre los 820,000 millones propuestos por la Casa Blanca y los 838,000 aprobados ayer por el Senado.

Tags relacionados