Santo Domingo 27°C/30°C few clouds

Suscribete

BOLIVIA

Evo Morales promulga nueva Constitución

EL ALTO, Bolivia.- El presidente Evo Morales promulgó ayer la nueva Constitución de Bolivia, que, según dijo, permitirá refundar el país desde la unidad, la igualdad y la dignidad y caminar hacia la reconciliación nacional. "Misión cumplida. Por la refundación de una Bolivia unida", proclamó Morales, al declarar promulgada una Carta Magna, que, por primera vez en la historia del país, fue aprobada con el voto popular en el referendo celebrado el pasado 25 de enero. En un multitudinario acto celebrado en la ciudad de El Alto, el presidente indígena, funcionarios de su Gobierno, las Fuerzas Armadas y los miles de bolivianos congregados en el lugar formularon un juramento colectivo para "respetar y hacer respetar" la nueva Constitución. Una Carta Magna, que, a juicio de Morales, se inspira en la "permanente lucha de liberación" que desde los tiempos de la colonia española emprendieron los pueblos indígenas, los movimientos sociales y los patriotas bolivianos en defensa "de la vida, la justicia y la soberanía". "Es impresionante lo que estamos haciendo: de la rebelión de nuestros antepasados a la revolución democrática y cultural, a la refundación de Bolivia y a la reconciliación entre originarios milenarios y originarios contemporáneos", destacó el presidente. Con la promulgación de la Carta Magna, Morales puso hoy en vigor un modelo de Estado plurinacional y unitario, de economía social y que, destacó, "protege por igual a todos los bolivianos". No obstante, recordó que, "después de tantas adversidades y humillaciones", el texto consagra, además, "las aspiraciones más profundas de los sectores más abandonados" en el país, como el caso de indígenas y trabajadores. Tras un discurso cargado de referencias históricas con el que quiso rendir homenaje a los héroes de la lucha indígena y social de Bolivia, Morales hizo un llamamiento a la unidad de todos los sectores del país para implementar la nueva Constitución. El pasado 25 de enero, un 61,4 por ciento de los bolivianos apoyó en referendo esta Carta Magna que constituye el eje del proceso de cambio impulsado por Morales desde que llegó a la Presidencia del país hace tres años. El rechazo al texto se concentró mayoritariamente en las regiones autonomistas de Santa Cruz, Beni y Tarija, todas gobernadas por opositores, así como en Pando, regida por un prefecto militar tras el encarcelamiento del anterior gobernador por su supuesta responsabilidad en una matanza ocurrida en septiembre. Después de la promulgación, una de las primeras medidas que Morales acometerá para la implantación de la nueva Carta Magna será la reestructuración de su Gobierno para adecuarlo al texto ya vigente. Ese proceso al interior del Ejecutivo previsiblemente conllevará cambios en las carteras ministeriales.

Tags relacionados