Santo Domingo 21°C/22°C overcast clouds

Suscribete

Belleza

Ácido Hialurónico, un proceso de hidratación y reposición de volumen

  • Los rellenos de ácido hialurónico son sustancias formadas artificialmente, similares a la natural, utilizada en cosmética para retrasar el proceso de envejecimiento, hidratar y moldear algunas estructuras de la cara.
Ácido Hialurónico

Ácido Hialurónico

Patricia  AcostaEditora Revista A La Moda

El ácido hialurónico es una sustancia que se encuentra de forma natural en el ser humano, tanto a nivel cutáneo como en otros tejidos. En un encuentro con la dermatóloga Donna Chevalier, explicó que los rellenos de ácido hialurónico son sustancias formadas artificialmente, similares a la natural, utilizada en cosmética para retrasar el proceso de envejecimiento, hidratar y moldear algunas estructuras de la cara.

"En este procedimiento cosmético, se encuentran implicadas agujas, por lo que se debe realizar con asepsia, es decir, en ausencia de gérmenes que puedan provocar una infección, y a pesar de no ser doloroso, se aplica anestesia para que el proceso sea más cómodo para el paciente", aclaró Chevalier.

La sustancia no solo se aplica en la cara, sino que también se puede utilizar en otras áreas, como en el escote y las manos, dependiendo de lo que se busque, ya sea hidratación o reposición de volumen.

Indicó que la función del ácido hialurónico es reponer volumen en áreas donde se ha perdido y que, consecuentemente, presentan arrugas marcadas, hidratación en aquellas personas con pieles jóvenes apagadas o líneas de expresión finas y se puede utilizar para moldear o perfilar. 

Este efecto durará dependiendo del área de la cara donde se aplique, la cantidad utilizada y la degradación natural que tenga el paciente al ácido hialurónico. 

En pómulos puede durar de 6 a 12 meses, en ojeras, al igual que el mentón, de 9 a 12 meses, en la nariz 12 meses y en los labios de 6 a 12 meses. Después de aplicarlo, se pueden utilizar compresas frías en el lugar de la inyección o masajear el área.

El ácido hialurónico se puede adquirir de forma natural, ya que el cuerpo humano lo sintetiza, no sólo en la piel, sino también a nivel de ligamentos, vasos sanguíneos y ojos, etcétera, pero, a partir de los 25 años su producción disminuye, y se degrada más rápido por factores de envejecimiento tanto internos como externos (fumar, polución y enfermedades internas).

Una pregunta común es cuáles son sus efectos secundarios: los propios de los procedimientos estéticos. Se puede observar enrojecimiento o moretones en el área de aplicación, que suele desaparecer en poco tiempo. 

Otros efectos pueden ser granulomas. Y en caso de oclusión vascular, se puede observar necrosis. Entonces, si el paciente decide seguir aplicándolo, deberá hacerlo de 1 o 2 veces al año, dependiendo de la duración del efecto que tenga en cada persona y el lugar de aplicación.

Para su uso no existe una edad específica, puesto que depende de los requerimientos de cada persona, ya que el proceso de envejecimiento es diferente en cada individuo.

Tags relacionados