Santo Domingo 20°C/20°C clear sky

Suscribete

Erick Lemos


Erick Lemos

Erick LemosSilverio Vidal

Perseguidor incansable de sus sueños, atrevido y capaz, así es Erick Lemos, quien se define como ese ser apasionado y pequeño en este gran mundo. No fue sencillo para él describirse, pero sí está consciente de que siempre va en constante desarrollo y con eso va cambiando la forma en que percibe las cosas, sus gustos y estética. Se presentó por primera vez en el RD Fashion Week, el pasado mes de octubre, y asegura que está listo para más, mientras nos contaba un poco más de su persona.

¿Cómo te das cuenta de que el Diseño de Modas era lo que querías?

Siempre supe que quería estar dentro de la industria creativa. Desde pequeño, estuve haciendo distintas tareas relacionadas con el arte, desde clases de dibujo y pintura, hasta clases de música. Recuerdo que, al ver un desfile de Comme des Garçons, alrededor del 2011, se despertó mi interés por la moda. Era una colección totalmente diferente a lo que había visto. Pero no fue hasta finales del 2018, cuando tuve la oportunidad, gracias a Eddy Gómez, de asistir al backstage del desfile de Salitre Swimwear en Dominicana Moda, que me di cuenta de que quería vivir en ese mundo.

¿Qué tan difícil ha sido llegar aquí?

Pues, como la mayoría de personas, entiendo que las dudas te invaden a la hora de tomar una decisión tan importante como escoger a qué dedicarse.

¿Qué piensa de la moda?

Además de ser el reflejo, o la representación de la sociedad, es un medio de expresión que, aunque se ha comercializado demasiado, en ocasiones perdiendo su “magia”, todavía hay grandes artistas que nos hacen seguir soñando.

¿A cuáles diseñadores de moda admiras?

Son muchos con estilos que van de un extremo a otro, pero, para mencionar algunos, te diría que Martin Margiela, Phoebe Philo, Alexander McQueen, Raf Simons y Pierpaolo Piccioli. Cada uno con estéticas muy diferentes entre sí, pero tienen algo en su trabajo que me llama la atención.

¿Cómo defines tu estilo?

Ahora mismo diría que estoy desarrollando mi estilo como diseñador, pero lo definiría como experimental y con intención, desde la selección de los textiles, prints y las siluetas. Experimental porque me gusta jugar con los elementos del diseño, e intencional, porque nada está puesto de cierta forma “porque sí”.

Como diseñador, ¿qué es lo más importante en un vestido o cualquier prenda de vestir?

Pienso que lo más importante es el mensaje que la pieza tenga detrás. También, cómo se puede sentir quien use dicha prenda porque, al final del día, queremos sentirnos bien.

¿Cuáles son tus tejidos favoritos?

No tengo favoritos. Me gusta mezclar las distintas texturas que puedes encontrar en ellos. A la hora de pensar en una colección, los textiles los elijo dependen del mood que quiera transmitir.

¿Cuál es tu parte favorita de la elaboración de una prenda de vestir?

Disfruto mucho hacer los bocetos, más que cualquier otra cosa, pero siento una gran satisfacción cuando logro hacer bien los patrones.

¿Cómo te inspiras para realizar un proyecto?

Todo empieza con la redacción de un texto, para tener las ideas claras de lo que quiero hacer y tener un orden. Luego, buscar referentes que no estén relacionados a la moda y que, con su obra y mi estética, puedan ayudar a enviar mi mensaje. Ya después viene lo práctico como los dibujos, collages y experimentaciones con las siluetas y textiles.

Como diseñador, ¿cuál ha sido tu mayor reto?¿cuál es tu concepto principal?

Para ser honesto, mi mayor reto ha sido darme cuenta de todo mi potencial que tengo. Es algo que he estado trabajando y está dando resultados.

Mi concepto principal, o statement, es crear con un mensaje y propósito. Nada de lo que haga estará por decoración en una pieza, porque puede ser disonante visualmente, ya sea una colección o algo custom made. También, un híbrido entre las distintas ramas del arte, como la performance o el arte abstracto, y la moda.

¿Cómo defines tu estilo personal?

Es muy básico o simple para ser una persona creativa. La mayoría del tiempo, uso colores oscuros como el negro o el navy, estampado de rayas y siluetas sencillas. Pero se debe al no querer salir de una zona de confort.

¿Cómo denominaría esta etapa de la moda dominicana?

Con esta nueva generación de diseñadores emergentes, pienso que la industria está cambiando, lento, pero lo está. Hacen falta más apoyo y plataformas para dar a conocer el talento. La moda dominicana es más que estampados florales y vuelos, hay más formas de hacer representación de lo que somos como cultura.

¿Nos hablas de Novo Mundo, la colección que presentaste en RD Fashion Week?

Fue una propuesta más artística y conceptual, no tan comercial. Mi colección la defino como una ventana a un nuevo mundo, donde no existen etiquetas ni normas a la hora de vestir. Una mezcla entre distintos textiles y códigos de vestimenta que asociamos a cierto género, por ejemplo, los cut-outs y encaje en una chaqueta de “hombre” del look 1.

Disfruté bastante el proceso, al ser la primera colección que hago por mi cuenta, fuera de la universidad. Una de mis piezas favoritas fue la chaqueta del look 6, es un híbrido entre una chaqueta y un corset que no tiene un género asignado.