Santo Domingo 23°C/24°C few clouds

Suscribete

PAREJA

Creando un vínculo saludable

La base de una buena relación es la comunicación. ISTOCK

La base de una buena relación es la comunicación. ISTOCK

Avatar del Listín Diario
Ana Mirtha VargasSanto Domingo, RD

Muy frecuentemente nos atraemos y nos apresuramos a vinculamos creyendo que “la carga se va arreglando en el camino”. Es muy fácil cuando estamos imbuidos en el torrente hormonal que produce la ceguera del amor, ese “enamoramiento” resultante de la química al contacto de nuestros cuerpos que nos impulsa a vivir un mar de pasiones sin pensar en las realidades de cada uno, o si somos afines.

La base de una buena relación es la comunicación, ayuda el don de gentes, la delicadeza del trato. Vivir y dejar vivir. La empatía implica que puedas ponerte en el lugar de la otra persona, para ello, saber escuchar, actividad no muy habitual, en general es común la tendencia a no permitir que el otro siquiera termine la frase, parecieran que escuchan palabras gatillos que disparan frases, sin procesar lo que el interlocutor dijo, no es sorpresa escuchar la respuesta: “y yo…” o bien si el otro siente que ha sido criticado cuando enseguida escuchas: “¿y tú?”. Al encontrarnos debemos ver lo que nos hace semejantes y fortalecerlo. Respetar nuestras diferencias, especialmente sin querer transformarlas, eso separa.

En los lazos afectivos más cercanos surgen divergencias derivadas de nuestras diferencias individuales y nuestras expectativas de lo que creemos merecernos o de las acciones del otro, llegando hasta ofendernos por la manera disímil en que la otra persona afronta sus propias situaciones, si el otro no consideró su sugerencia o no permitió manipulaciones. Nosotros tenemos el deber de tomar decisiones que no agredan a los demás, pero el derecho a asumir posturas que obedezcan a nuestra propia voluntad.

Miguel Ruiz, prestigioso escritor propone, en su libro “Cuatro Acuerdos, los cuatro acuerdos toltecas, que considero claves para estrechar los vínculos, tener relaciones sanas y vivir en paz consigo mismo, si lo observamos en nuestras vidas vamos a evitar muchas heridas emocionales.

Primer acuerdo: “Sé impecable con tus palabras”, sugiere mantener el respeto, la dignidad, cumplir los compromisos contraídos, honrar lo que dices.

El segundo: “No te tomes nada como personal”. Cuando se hacen comentarios, no tomarlo como que son “indirectas” o que las frases están hechas a la medida para ti. Igual fuera el caso, las palabras se relacionan muchas veces con la opinión del emisor y no necesariamente del receptor, no obstante, es sabio reflexionar en los comentarios que los demás hacen de uno.

El tercer acuerdo: “No asumas” Consiste en no suponer o adivinar, aclarar las dudas o lo que pensamos puede sorprendernos:

Cuarto acuerdo: “Haz siempre lo mejor que puedas”. Lo mejor que puedes debe incluir en que los dos queden contentos. La consideración en la relación es una carretera de doble vía. Si bien es cierto que no necesitamos que nadie nos valore para sentirnos validados también lo es que debemos tratar y ser tratados con dignidad.

Cuando se trata de manejar las crisis interpersonales, resulta provechoso consultar un especialista de la conducta experimentado, un académico que tenga el peritaje requerido para mirar los distintos escenarios con una mirada educada. Los afectos son importantes para nuestro bienestar emocional y desarrollo personal.

Tags relacionados