Listin Diario Logo
28 de enero 2022, actualizado a las 12:38 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida miércoles, 01 de diciembre de 2021

MEMORIAS DE VIAJE

Miami en día de lluvia: iniciamos en Aventura Mall; terminamos en Bayside Marketplace

  • Miami en día de lluvia: iniciamos en Aventura Mall; terminamos en  Bayside Marketplace

    Entrada a The Cheese Factory en Aventura Mall. Foto Alexis Ramos

  • Miami en día de lluvia: iniciamos en Aventura Mall; terminamos en  Bayside Marketplace
Carmenchu Brusíloff
Miami, Florida

El pronóstico del tiempo es de lluvia, pero al terminar nuestra visita al monasterio de Sacramenia (del cual escribí la semana pasada), no hay agua a la vista. El cielo, empero, está todo cubierto por un manto grisáceo.

Al despedirnos de la gerente del monasterio nos habla de Aventura Mall, uno de los centros comerciales más visitados de Estados Unidos. Para trasladarnos, Alexis pide un auto por app. La ruta es por Biscayne Boulevard, la tan conocida calle de Miami. Lo que no sabía es que, transitando por la misma avenida, en algún punto habíamos cruzado a otra ciudad: Aventura, entre Miami y Fort Lauderdale. De eso me entero luego.

De los malls lo que más me gusta es sentarme en un café y tomar un expreso descafeinado mientras miro el pasar de la gente. A poco de entrar ya vemos uno: ‘Piacere News & Café’. Para ordenar hay dos opciones: el cliente va directamente a la barra para él mismo llevarlo a la mesa (como hace un parroquiano a nuestra vera), o esperar a que atienda un empleado. Optamos por la segunda. (El café: US$ 3.25). Son casi las 12:00 mientras caminamos ‘window shopping’ (mirando vitrinas), sin entrar a tienda alguna. No ando de compras. Además, muchas están en Santo Domingo. Lo que atrapa mi interés es una extraña escultura en un pasillo: ‘Walking Figure’, una de las obras de arte que resaltan en Aventura Mall.

Restaurante

A eso de la 1:00 p.m. buscamos un restaurante que no esté en el piso de comidas. A nivel de calle hay dos. Uno al lado de otro. Escojo The Cheesecake Factory.  En su interior es obligatorio el uso de mascarilla, salvo mientras se esté comiendo. Almorzamos en la terraza techada, a la vez que una llovizna intermitente presagia lo que está por venir. 

Pido jugo de naranja natural (US$ 4.95). De sabor, bastante ácido. Y pensar que en Florida eran famosas sus naranjas dulces… De plato fuerte me apetece ‘Chicken Marsala & Mushrooms’ (Pollo con hongos y vino Marsala, US$ 21.50), sobre pasta. Alexis pide ‘Pasta carbonara with chicken’ (Pasta carbonara con pollo, US$ 18.50). De postre: ‘Tiramisu cake’ (Bizcocho de tiramisú, US$ 9.50). El total: US$ 54.45, más el tax (impuesto), US$ 4.36. Pagamos al contado. Al traer el cambio faltan US$ 5.00. Alexis reclama y corrigen el error.

Alexis solicita un taxi, de nuevo por app. Llega a tiempo para no empaparnos, pues la lluvia empieza a arreciar. ¿Escampará cuando lleguemos a Walt Mart?  

Propinas. La factura de The Cheesecake Factory especifica que la propina no está incluida. Sugieren: 22 % US$ 12.94; 20 %, US$ 11.76; 18 %, US$ 10.59.