Listin Diario Logo
13 de mayo 2021, actualizado a las 12:12 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida viernes, 19 de marzo de 2021

SOCIEDAD

Luego de la pandemia, ¿es la virtualidad la nueva normalidad?

Realidad. Después del Covid-19 se impone el uso digital para el desarrollo organizacional, ‘coaching’ y capacitación en la búsqueda de generar cambio en las entidades públicas y privadas.

  • Luego de la pandemia, ¿es la virtualidad la nueva normalidad?
  • Luego de la pandemia, ¿es la virtualidad la nueva normalidad?
MARITZA MORILLO
Santo Domingo

“Estamos en tiempos de cambio, y como tal debemos ejercitarnos en el manejo efectivo de éste que nos ha traído la pandemia. Este ejercicio va desde la asimilación de nuevos conceptos de autocuidado, hasta el manejo y uso de los recursos tecnológicos para todos los escenarios de la vida cotidiana”.

Así lo afirma Yira Sandoval, experta en adiestramiento múltiple, quien aprovecha para puntualizar que, desde hace mucho más de una década, ha venido escuchándose sobre la modalidad de capacitación mixta o ‘blended’ que no es más que la formación presencial en combinación con capacitación ‘online’ o virtual. “Hoy en día, esto es una realidad, y ha llegado para quedarse. Será parte esencial de los escenarios empresariales, gubernamentales, políticos y sociales”, resalta.

La experta en el tema destaca que lo importante en estos momentos es entender cómo enfrentar y asumir estos cambios para salir airosos en esta nueva forma de vivir la vida profesional, social y política. Para lo cual se debe cultivar una actitud proactiva, analítica, sensata y coherente con los conceptos de prosperidad global.

“Sabemos que la preparación competente, profesional, política y social, será el referente número uno para fines de tener éxito en los negocios y organizaciones públicas, así como la capacidad de análisis y el manejo de los escenarios de cada actividad nos ayudarán a lograr nuestros objetivos”. Explica la directora de Adiestramientos Multiples Sandoval (Ademusa).

Mentalidad global

Para Yira Sandoval, los empresarios que logren enfocarse en el escenario global, y en función de eso preparar a su gente para que pueda insertarse en la mentalidad global, respondiendo por supuesto a los intereses puntuales de su área de acción dentro de sus empresas, serán los que podrán sacar mejor provecho de este cambio que nos ha entrado la época pandémica que estamos viviendo, la cual nos ha empujado a encarar y asimilar los avances tecnológicos que se han producido en el mundo.

“Los procesos de desarrollo organizacional, el ‘coaching’ y la capacitación digital son vitales para generar cambio en las organizaciones públicas y privadas. La época global nos dice que, con el uso de la tecnología, el escenario pandémico no nos puede detener, porque los avances de la tecnología hacen posible que estos se puedan dar sin mayores inconvenientes, en modalidad presencial, virtual o mixta”.

Sincrónica y asincrónica
según Valverde Berrocoso


En estos tiempos en los que se tiene que hablar de la importancia del manejo de la comunicación sincrónica y asincrónica para la efectividad del trabajo. Este tipo de comunicación se refiere a dos formas de intercambio de la información en función de la simultaneidad con la que se envía y ofrece el mensaje.

En este sentido, según explica Jesús Valverde Berrocoso, en ‘Herramientas de comunicación sincrónica y asincrónica’: “La comunicación sincrónica es aquella en la que los usuarios, a través de una red telemática, coinciden en el tiempo y se comunican entre sí mediante texto, audio y/o vídeo”. Por ejemplo, chats o una vídeo conferencia, los interlocutores implicados conversan al mismo tiempo, siendo necesario que, tanto el emisor, como el receptor se encuentren conectados al mismo tiempo.

Por el contrario, en la asincrónica, continúa el autor: “Los participantes utilizan el sistema de comunicación en tiempos diferentes”. Sería el caso del correo electrónico, por ejemplo, pues el receptor puede leer el mensaje en cualquier momento después de que el receptor lo envíe, sin que se produzca esa simultaneidad en la comunicación.