Listin Diario Logo
01 de diciembre 2020, actualizado a las 08:59 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida miércoles, 18 de noviembre de 2020

Panteón Nacional: El edificio fue iglesia, almacén, teatro…

La lámpara colgante de bronce fue un regalo de Francisco Franco.

  • Panteón Nacional: El edificio fue iglesia, almacén, teatro…

    Viajes Panteón Nacional o Panteón de la Patria. FOTO ALEXIS RAMOS B.

Carmenchu Brusíloff
Santo Domingo, RD

 “¿Y esa soga?” pregunto a mi hijo Alexis cuando, desde la acera de enfrente, contem­plo la fachada del Panteón Nacional. Un uniformado que escucha me responde: “Es de la bandera”. Miro hacia lo alto y ahí está: paralela al campanario de es­te edificio construido como Iglesia de la Compañía de Jesús (Jesuitas). Pese al tráfico, Alexis logra tomar una perspectiva general del monu­mento para la foto que acompaña este artículo en el Listín.

“Es el monumento mejor cons­truido del período de la colonia” afirmaba mi madre, María Ugar­te, en su libro “Iglesias, Capillas y Ermitas Coloniales”. Sin embar­go, a fines de la década de 1950 y principios de los 60s, para ser restaurado y adaptado como Pan­teón sufrió modificaciones inclu­so en el segundo cuerpo y en el campanario de su fachada del si­glo XVIII.

El edificio religioso fue abierto al culto en 1715, pero su sobria facha­da llegó a concluirse varios años des­pués (entre 1743 y 1745). Y cuando en 1767 fueron expulsados los jesui­tas, el local fue convertido en alma­cén de tabaco. Posteriormente en él se instaló el seminario de San Fer­nando. En los siglos XIX y XX fue su­cesivamente sede de teatro y de ofi­cinas públicas. Sobre la puerta del medio resalta el escudo tallado de la República Dominicana. En principio estuvo el escudo de la Compañía de Jesús. Al marcharse los religiosos fue reemplazado por el escudo real de España, destruido durante la ocupa­ción haitiana, según señala Ugarte.

Lámpara, rejas…
Por estar cerrado no podemos vi­sitar su interior, pero recuerdo de visitas anteriores el imponente es­pacio donde domina una cúpula semiesférica de la cual cuelga una lámpara de bronce con decoración en forma de vestales. Fue un rega­lo del dictador de España, Francis­co Franco al dictador Rafael Leo­nidas Trujillo. Sobre las rejas en el segundo nivel, cuyos dibujos pare­cen esvásticas, se llegó a decir (sin confirmar) que eran de una prisión nazi y que fueron donadas por el gobierno alemán para los trabajos en la iglesia.

SEPA MÁS
Tarja conmemorativa

En los distintos espacios del Panteón Nacional, o Panteón de la Patria, hay nichos, tumbas y sarcófagos de gran tamaño.

En ellos están enterrados los restos de “las figuras que han merecido el reconocimiento eterno de la República”, según reza una tarja colocada por el Ministerio de Cultura el 16 de agosto de 2014, para acogerlos “en un ambiente religioso, de amor y veneración”.

La placa indica que este Templo de San Ignacio de Loyola fue construido como templo y aula magna de la Real y Pontificia Universidad de Santiago de la Paz (1745-1767).

También indica que de 1792 a 1798 fue la capilla del Seminario real y Conciliar de San Fernando.