Listin Diario Logo
21 de septiembre 2021, actualizado a las 12:57 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida jueves, 01 de octubre de 2020

FOLCLOREANDO

Santo Domingo o República Dominicana

  • Santo Domingo o República Dominicana
Xiomarita Pérez
xiomaritabaila@gmail.com

Cuando Noris Céspedes estaba corrigien­do el libro ‘Reseña histórica del folklore dominicano’, que editó el Ministerio de Cultura, me hizo la observación de que doña Edna, su autora, mencionaba el nombre Santo Domingo en varios capítulos del libro, refiriéndose al país y me sugirió que consultara algu­nos historiadores.

Publicaciones
Ya había preguntado a la autora en una entrevista que le hice, por qué su libro Folklore infantil de Santo Do­mingo tenía ese título si la investigación que hizo fue en muchos pueblos del país. Me contestó regalán­dome un escrito de M. de J. Troncoso de la Concha, que fue publicado en la revista Clío y del cual copia­ré textualmente algunos párrafos: “Santo Domingo es el nombre de la nación, o del país, o del pueblo, si se quiere.

Verdadero nombre
República Dominicana es el nombre del Estado. El primero se aplica a la extensión geográfica que ocu­pamos y al núcleo social que la habita; el segundo a la organización política adoptada por el pueblo dentro de esa extensión geográfica. Es la misma distinción que se debe establecer entre Francia y la República Francesa; México y Estados Unidos Mexicanos”.

Cómo le llamamos
“Se debe decir, por tanto, el clima de Santo Domin­go, las montañas de Santo Domingo, las costumbres de Santo Domingo, el baseball en Santo domingo, la poesía en Santo Domingo y así igualmente todas las veces que mencionamos algo relativo a la naturaleza del país o que es característico o peculiar del orden so­cial de la nación. Debemos, en cambio, decir las leyes de República Dominicana; el presidente de Repúbli­ca Dominicana; los tribunales de República Domini­cana; y así siempre que nos referimos a todo aquello que se deriva de nuestras instituciones políticas.

¿Por qué?
Por las mismas razones sería impropio decir la Supre­ma Corte de Santo Domingo (en vez de la Suprema Corte de la República dominicana) o el arzobispo de la República Dominicana (en vez del arzobispo de Santo Domingo). La Universidad no se llama de Re­pública Dominicana, sino de Santo Domingo, porque no es una institución política, sino social y cultural”. Todas las personas residentes en el exterior, incluidos los dominicanos ausentes, dicen Santo Domingo para referirse a nuestro país.