Listin Diario Logo
26 de septiembre 2021, actualizado a las 12:03 a. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida sábado, 05 de septiembre de 2020

Tras las Cortinas

Mi admiración hacia Juan Bolívar Díaz

  • Mi admiración hacia Juan Bolívar Díaz

    Cándida Ortega

Cándida Ortega

¡Hola! Buenos días. “Es obligación del periodista hacer cuanto esté a su alcance para obtener una visión exacta de los hechos. En esto consiste su compromiso con la verdad”. 

Con ésta célebre frase del periodista y escritor colombiano Javier Darío Restrepo, inicio mi entrega de hoy, en la que me uno al merecido homenaje ofrecido por el grupo de Medios Corripio al periodista Juan Bolívar Díaz, quien tras 33 años en la producción y conducción  del programa “Uno más Uno”, hoy se retira satisfecho del deber cumplido. Junto a él también agasajaron a la buena amiga Amelia Dechamps, profesional ejemplar del periodismo, quien se despide del matutino “El Día” de Telesistema Dominicano para emprender vuelo hacia otros horizontes, que por su profesionalidad, estoy segura arribará a puerto Seguro.

Siempre al lado de las mejores causas

Siendo una adolescente conocí a Juan Bolívar Díaz, a través de los medios de comunicación, y desde entonces despertó en mí  una gran admiración, por su firmeza y entrega a la lucha por las mejores causas. Jamás me imaginé que llegaría a conocerlo personalmente, pero mucho menos que sería uno de mis mentores y más grandes orientadores en esta noble, apasionada, crítica y a veces difícil carrera periodística, (para no asustar a los que hoy se inclinan por el periodismo).

Juan Bolívar recorrió un largo trayecto,  nada más y nada menos que  de 62 años de ejercicio profesional,  a veces cargado de espinas y otras veces de rosas, pero más de espinas que de rosas. Hoy  Juan Bolívar, decide retirarse de los medios de comunicación dejando uno de de sus mas grandes hijos, el programa “Unos más Uno” a merced de la nueva generación, una generación en su mayoría formada bajo su cobija.

Juan Bolívar es un referente del periodismo ético, profesional y diáfano que se ha entregado en cuerpo y alma a la lucha por las más nobles causas, cuya pluma jamás pudieron doblegar los grandes poderes. Su hoja de vida quedará escrita con tinta indeleble en las páginas de la historia del periodismo en la República Dominicana.

“Me voy con el canto alegre…”

La vida lo coloca hoy, como uno de nuestros representantes en el mundo diplomático, específicamente en Madrid, España, donde fue designado como embajador. “Me voy con el canto alegre del que espera un nuevo día, lo demás se lo dejo a nuestro poeta nacional don Pedro Mir, que varias veces nos honró con su presencia en Uno + Uno  “Después no quiero más que paz, un nido de constructiva paz en cada palma, y quizás a propósito del alma, el enjambre de besos y el olvido”. Esas hermosas palabras de despedida de Juan Bolívar, marcaron huellas imborrables en lo más profundo de mi alma. Hoy parte hacia el servicio exterior, misión  de la que estoy segura también  saldrá airoso, y con pisadas firmes también dejará sus grandes huellas impregnada en el servicio exterior, poniendo en alto nuestros nuestra Bandera tricolor.   

Sensibilidad humana a borbotones

Es un hombre que desborda sensibilidad humana a borbotones, y de ahí su pasión por las causas sociales, acompañando a los sectores más humildes de la sociedad  y combatiendo las  injusticias sociales y los abusos de poder. Gremialista a carta cabal, fundador del desaparecido Sindicato Nacional de Periodistas Profesionales, y de los fundadores junto Emilio Herasme peña y otros aguerridos periodistas del Colegio Dominicano de Periodistas.