Listin Diario Logo
02 de junio 2020, actualizado a las 07:52 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida miércoles, 19 de febrero de 2020

VIAJES

Dumbo: Un par de horas por los viejos almacenes

  • Dumbo: Un par de horas por los viejos almacenes

    Interior del almacén que aloja las Empire Stores en DUMBO.

  • Dumbo: Un par de horas por los viejos almacenes
  • Dumbo: Un par de horas por los viejos almacenes
CARMENCHU BRUSÍLOFF
Santo Domingo, RD

‘ ¿Entramos?’ La pregunta es de Rossy cuando, en el famoso vecindario DUMBO en Brooklyn, descubre la tienda West Elm, en uno de los viejos almacenes que destruidos por un fuego fueron luego remozados y puestos en valor. Mis hijos Carmen y Ángel, así como Carlos, Elena y yo respondemos afirmativamente. En un amplio espacio exponen muebles y artículos de decoración bajo un techo que muestra, como en el ayer, vigas de madera al descubierto y columnas de piedra. Una tienda como tantas otras, pero en un escenario diferente en Nueva York, Estados Unidos.

Salimos para caminar junto a estas moles de ladrillo rojo para entrar por las puertas de una moderna fachada con cristales que, por su forma y ubicación, no interrumpe la apariencia general de antigu¨edad. Un letrero señala ‘Empire Stores’. Al entrar, en el pasillo tropieza la mirada con lo que parece un ‘food truck’. Es, empero, una tienda de joyas y accesorios. En otro pasillo sirve de adorno una antigua maquinaria producida en una de las viejas factorías. Es parte de la originalidad que ofrece DUMBO.

En un muro, un plano muestra la distribución de las instalaciones. Para comer o beber, en Time Out Market funcionan 17 en el piso bajo y 4 en el quinto piso, o rooftop. Me desplazo por el primer piso entre las alargadas mesas con taburetes altos con espaldar. A ellas se sientan los clientes, conocidos o desconocidos entre sí y sin importar en qué local han comprado. El espacio está poco menos que abarrotado. Aquí no me apetece comer. Subimos al rooftop, con similares mesas en el interior. Aquí no hay parroquianos. Parte del grupo decide sentarse a tomar una copa de vino. Carmen y yo preferimos almorzar algo menos ligero.

ALGO MÁS

La Brooklyn Historical Society tiene su sede en uno de los antiguos almacenes. Para atraer la atención, en el plano de Time Out Market se refieren a los locales de comer y beber como ‘tasted and tested restaurants and bars’. (Degustados y probados)