Listin Diario Logo
03 de junio 2020, actualizado a las 03:42 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida martes, 04 de febrero de 2020

ORIENTAR

Sexualidad saludable en etapa de la adolescencia

  • Sexualidad saludable en etapa de la adolescencia
  • Sexualidad saludable en etapa de la adolescencia
Redacción L2
[email protected]
Santo Domingo, RD

Desde pequeños, vamos creando nuestra idea de qué está bien y qué está mal a través de nuestros padres. En base a esto vamos construyendo nuestra identidad y por ende, modulamos nuestras interacciones con nuestro entorno social. Entendiendo el sexo como una de las formas de interacción más íntimas que podemos tener con alguien, se vuelve imprescindible preguntarnos ¿Cuándo hablar de sexo con mis hijos/as? ¿Cómo hablarlo? ¿Qué les digo?... Un sinnúmero de investigaciones han demostrado que educar sexualmente a nuestros hijos:

-Promueve una actitud favorable hacia aspectos relacionados al sexo seguro.

-Aumenta la intención de usar métodos de protección si deciden mantener relaciones sexuales.

-Les permite percibir de forma realista el riesgo que conlleva tener sexo en la adolescencia.

-Se sienten más capaces de tomar decisiones más responsables en situaciones que implican riesgo sexual.

-Les ayuda a decir “no” cuando no quieren mantener relaciones sexuales. -Se relaciona con el inicio de la vida sexual más tarde que aquellos que no reciben educación sexual.

El mito o falsa creencia que se inculca en nuestra sociedad de que “si siembran la semilla, crece y crea curiosidad”, o que “hablar de sexo incita a los/as jóvenes a ponerlo en práctica”, no es más que falso. La educación sexual nos permite tomar decisiones responsables, con pensamiento crítico, previniendo embarazos no deseados, enfermedades de transmisión sexual y un sinnúmero de conductas de riesgo que pueden hacer que nuestra vida tenga un antes y un después.

Nuestros hijos/as se encuentran expuestos constantemente a situaciones en las que tienen contacto con material de contenido sexual, que no siempre es apropiado, por lo tanto, ¿Qué mejor que permitirles a nuestros hijos/as tener una educación sexual adecuada? No es cuestión de opiniones o creencias, se trata de poner en práctica lo que se ha demostrado científicamente.