Listin Diario Logo
24 de febrero 2020, actualizado a las 01:22 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida miércoles, 22 de enero de 2020

FÁBULAS EN ALTA VOZ

Águilas y Licey renuevan sus votos de rivalidad

  • Águilas y Licey renuevan sus votos de rivalidad
Marta Quéliz
martha.queliz@listindiario.com

Así como los matrimonios renuevan su relación y la fortalecen con un nuevo compromiso, también parece que lo han hecho Las Águilas Cibaeñas y Los Tigres del Licey con el reciente juego entre ambos equipos para ir a la final. No fueron uno ni dos los dominicanos que se convirtieron en testigo de un partido de pelota que comenzó el viernes y culminó el sábado.

¡Corazones a galope!

Como en otras ocasiones, pero con mayor intensidad, los fanáticos dieron seguimiento hasta altas horas de la madrugada a un “juegazo” que ponía el corazón a realizar un triple trabajo. Tanto es así que no solo fueron los seguidores de ambos conjuntos los que vivieron la emoción, sino que muchas personas de los equipos ya eliminados se sumaron para vivir la emoción de una jornada deportiva que pasará a la historia. Aunque desde mi punto de vista con este descomunal partido decisivo se renovaron los votos de la rivalidad entre los amarillos y los azules, no hay duda de que llegó un momento en que no importaba ya cuál ganara, sino que terminara el tormento. Al fin y al cabo ya ambos eran ganadores: se volvieron a ganar el respeto y la admiración de los amantes de la pelota invernal dominicana.

En una ciudad fabulosa

Como si fuera algo sobrenatural, los peloteros de ambos equipos lo dieron todo en el terreno para dejar en el Estadio Quisqueya las huellas indelebles de un grupo de hombres que no se dejó intimar por la presión, la hora, el cansancio y mucho menos por la lluvia que bendecía el esfuerzo que hacían los jugadores para complacer a un pueblo que ¡vive la pelota al máximo! Era como si se hubiesen trasladado a una ciudad fabulosa donde más que seres humanos, se comportaban como seres inmortales. Con entusiasmo se mantuvieron en aquel lugar fabuloso, porque al día siguiente, el sábado, había que terminar con la tortura.

Mi equipo es el gran ganador

Llegado el momento del desenlace, me di cuenta de que no solo Licey ganó, sino que Las Águilas también ha sido un equipo triunfador. Salió del sótano donde llegó a estar durante la serie regular, a duras penas logró un puesto en el ‘round robin’, etapa en la que también llegó a ocupar la cuarta posición y, pese a todo eso, sacó las garras y contribuyó para bajar a su eterno rival de la primera posición, logró que se diera un triple empate en la segunda posición; al ganarle al Escogido para el desempate, se colocó en el segundo puesto con nueve juegos ganados, y en sentido general, puso en apuros a los azules en su paso a la final que se disputan con Los Toros. En fin, el resultado de todo esto deja claro que Águilas y Licey renuevan sus votos de rivalidad y que en octubre, venimos con más fe.