Santo Domingo 31°C/32°C few clouds

Suscribete

CULTURA

Xantolo, una fiesta viva para celebrar la muerte

Avatar del Listín Diario
Yubelkys MejíaSan Luis Potosí

Todo México celebra el Día de los Muertos. Hoy festejan y recuerdan con alegría a sus difuntos. El olor a flor de cempasúchil y copal abunda en todos los pueblos. Todos conmemoran este día, pero en la Huasteca, región que comparte San Luis Potosí con los estados de Hidalgo, Veracruz, Puebla y el sur de Tamaulipas, lo festejan en grande con el Xantolo.

Desde el 28 de octubre hasta el 3 de noviembre se celebra el Xantolo, una fiesta que se realiza en diversas comunidades de la Huasteca, principalmente las de origen náhuatl y tenek.

Xantolo se pronuncia “chantolo” y es un vocablo que viene del término ‘xantoque’, que se refiere a santo, y del náhuatl ‘oloque’, que significa abundancia, que se funden como “todos santos”, dando de este modo la bienvenida a “la fiesta de todos los santos”.

Esta fiesta, de origen prehispánico, es una mezcla de la gastronomía de la región y encierra un misticismo, arte y una festividad en nombre de los seres que pasaron por este mundo y cumplieron con su ciclo de vida.

Las comunidades de la Huasteca Potosina celebran cuatro días de fiestas, donde las calles se llenan de comparsas tiñéndose de los colores amarillo y naranja del cempasúchil, flor que expide su olor en todos los pueblos.

Los jóvenes se disfrazan con máscaras de viejos, catrinas o diablos, mujeres simulan ser hombres y los hombres se disfrazan de mujeres, esto para engañar a la muerte y que no los reconozcan.

Un altar para sus muertos

En cada hogar de México se prepara un altar para los muertos, que se adorna con cempasúchil junto con su fotografía y lo que le guste beber y comer.

Es un tiempo para rendir homenaje a sus seres queridos, para recordarlos con cariño y sentir que ese día los que se fueron de esta tierra pasan a compartir con ellos, a disfrutar de su cercanía a través del espíritu, un día para sentir muy de cerca a los que fueron a vivir a otro lugar.

El primero de noviembre es destinado a los niños que ya fallecieron y en sus altares se les hace ofrenda con dulces, refrescos, juguetes y todo lo que les gustaba en vida.

Mientras que el día dos de noviembre es destinado a los difuntos adultos y les preparan su altar con ofrendas llenas de sabores y olores junto a velas, flores y platillos como mole, tamales, pan de muerto, tequila, cerveza y dulces de calabaza.

En la Huasteca se guardan recetas que se preparan especialmente en estos días como el famoso pan de muerto.

Mas sobre el Día de Muertos

La tradición del Día de Muertos surge como parte del sincretismo religioso, en la época colonial. Durante la etapa prehispánica, el culto a la muerte estuvo presente en distintas culturas a lo largo y ancho de México.

En Mexico, las tradiciones de esta celebración incluyen visitar a los seres queridos que ya partieron en los cementerios y preparar altares con alimentos, veladoras. Incienso, papel picado, fotografías y flores para recordarlos.

Es solo durante estos días que las almas de los seres queridos pueden volver del más allá para estar cerca de los suyos.