Listin Diario Logo
19 de noviembre 2019, actualizado a las 12:11 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida domingo, 20 de octubre de 2019

ENTREVISTA LÍSTIN DIARIO

Ray Polanco, la historia del dominicano detrás de los Converse Puro Plátano

  • Ray Polanco, la historia del dominicano detrás de los Converse Puro Plátano

    Fotografía cedida por Ray Polanco Jr

Carolina Pichardo
carolina.pichardo@listindiario.com
Santo Domingo, RD

Ray Polanco Jr es un joven de origen dominicano que se ha destacado en el mundo del diseño de reconocidas marcas de zapatos deportivos. Recientemente conversó con LISTÍN DIARIO sobre el lanzamiento de Converse Puro Plátano 2, un nuevo modelo de tenis que destaca la cultura dominicana en su máximo esplendor.

-¿Cómo llegó a ti el proyecto de crear unos Converse dominicanos?

He estado trabajando en la industria de los tenis por 13 años desde 2006. Mi pasatiempo era ir a Downtown Manhattan y tomar fotografías de todas las tiendas y los lanzamientos de tenis.

Después los blogs en línea se convirtieron en populares y me di cuenta que estaba documentando mi cultura. Se sentía bien enseñarles a las personas en internet cómo era comprar en la ciudad de Nueva York. Esto fue antes de las redes sociales, cuando todo el mundo tenía sueños de ir a NY porque había escuchado historias de todas esas tiendas de tenis.

Eventualmente me hice un fotógrafo profesional y un periodista, por lo que fui interesante para el mercado. 

Durante mi tiempo como periodista, trabajé con marcas como Nike, Adidas, Converse, Vans y otras para fotografiarles sus tenis nuevos y compartir esas historias con otros amantes de los tenis en internet.

Siempre soñé con diseñar tenis porque era la única cosa que podía costear. Cuando iba creciendo nunca pude conseguir chaquetas lindas u otra cosa. Nosotros no teníamos mucho dinero.

Mientras iba enlazando mis relaciones con las marcas, siempre expresé mi interés en diseñar tenis. Mis habilidades con la escritura y la fotografía comenzaron a popularizarse y el mundo de los influencers se comenzó a expandir.

Las marcas comenzaron a invitarme a sesiones de diseño para hacer tenis por mí mismo, y luego compartía estas historias en las redes sociales. Mis seguidores siempre me decían que hiciera un lanzamiento público de los tenis que creé.

En 2018, Converse me invitó a hacer una presentación a la compañía en cómo este tipo de historias cambiaban vidas. En la presentación, les mostré ejemplos de diseños que hice y cómo las personas en las redes sociales lo amaban.

Después de que terminó la presentación, amaron mi trabajo y me preguntaron si podía colaborar con ellos en un proyecto específico de LatinX.

Se sintió como el tiempo perfecto.

En 2018, diseñé  el “Puro Plátano 1” para Converse. Esa fue la primera vez que hice una colaboración con una marca.

-¿Por qué el nombre Puro Plátano?

Todo ha sido una referencia de mi experiencia mientras crecía. Cuando los dominicanos llegaban a Estados Unidos e iban a Nueva York por primera vez, siempre escuchaba que las personas le decían la frase “¡Oye, es un puro plátano!”. Incluso ahora mi comediante dominicano favorito dice en Instagram “Puro plátano” o “Platano power”. Para mi significa orgullo.

-¿En qué te inspiraste con el proyecto? ¿Cuál fue el proceso de elaboración?

Estuve inspirado en mi experiencia creciendo como dominicano en Nueva York. Mi padre siempre jugaba Dominoes con sus amigos frente a la bodega, y mi madre con sus rolos, los frío fríos en el verano (amaba el sabor de coquito y mango), también los dominicanos aman bailar.

Dyckman es un área donde viven muchos dominicanos y la liga de baloncesto escoge súper estrellas de la NBA de allí. Todas esas imágenes son parte de las cosas con las que crecí y mientras iba siendo adulto me di cuenta que era esos detalles son los que hacen a nuestra cultura única.

Otra parte importante era que los dominicanos tenemos todos los colores. Mi padre es de tez blanca y mi madre tiene la piel negra. Disfruto todas mis raíces la del lado afro y la del latino.

Todas las personas que compren esta colección tendrán su propia perspectiva de cómo se ven los dominicanos, así que quise ponerle  distintas imágenes.

Otra vez regresando a mi infancia, mi primera formación fue en pintura y dibujo. Así que quise que ese diseño fuera un libro de colores que plasme nuestra cultura de manera divertida, educativa y con estilo. Creo que la moda es asombrosa, porque podemos crear un producto que nos empodere como personas y nos haga ver bien.

El proceso fue muy largo, porque sabía exactamente qué quería en el diseño. Me tomó siete días diseñar el zapato, y la marca no cambió nada del diseño. Lo amaron.

-¿Cómo fue la acogida del primer modelo de puro plátano? ¿Cuántos tenis vendieron aproximadamente?

No sabía qué esperar en un principio. Era un nuevo diseñador contando una historia que no era muy popular en la industria de los tenis.

Personas de todas partes del mundo amaron el zapato sobre plátanos: Venezuela, Nigeria, México, y por supuesto República Dominicana y muchos otros países.

Footwear News, una página sobre zapatos deportivos, me colocó dentro del top 50 de personas más influyentes en la industria de los tenis junto a personas como LeBron James y el artista Pharrell Williams. Estaba en shock de que mi zapato estuviese en esa lista. Sentí que era un gran momento para nuestra cultura.

-¿Cuáles son las expectativas que tienes para esta nueva edición?

No tenía expectativas. Solo quería que el mundo siguiera conociendo sobre los dominicanos. Más que nuestra bandera y nuestra comida, quiero que las personas aprendan nuestras frases, entiendan qué nos hace únicos pero parecidos a otras personas alrededor de mundo.

Este proyecto fue muy personal para mí, porque duré 10 años contando la historia de otras personas. Finalmente esta es mi historia inspirada en mi familia, mi ciudad y mi experiencia. Así que estoy feliz de que se pudiera hacer. Creo que he conseguido lo que mis padres estaban buscando cuando vinieron a los Estados Unidos. Tomé ventaja de las grandes oportunidades aquí para ayudar a mi familia a salir adelante.

-¿Está dirigido solamente al público dominicano o crees que podría encajar en otras culturas?

Soy un contador de historias por naturaleza. Creo que lo puedo hacer con otros países también, pero el primer paso es pensar en mi gente primero.

Aún más importante, de hacer algo con otros países, tendría que traer gente de esa cultura para mantener las cosas auténticas y realmente hacerlos orgullosos.

No estoy buscando ser un embajador ni nada que no sea la autenticidad y la celebración de la gente. Estoy orgulloso de hacer una plataforma para ayudar a otros. Esa es mi misión.

-¿Cuántos modelos hay? ¿Será por tiempo limitado? ¿Tuviste la ayuda de alguien para el diseño?

El precio es de 75 dólares. Este es un proyecto de zapatos que se hacen a la medida, así que no son limitados. El zapato es hecho tan pronto se hace la compra. Toma de dos a tres semanas que llegue a tu puerta. Las personas pueden comprar tantos como quieran.

Esto es importante para mí, porque hace que el zapato sea fácil de comprar.

Sin embargo, el diseño solo estuvo disponible para su compra hasta el 15 de octubre.

Mi más grande ayuda fue mi pequeño equipo de consultores dominicanos, en quienes confío para mostrar nuestra cultura de manera apropiada. Carmen Núñez, mi madre; Ramón Polanco, mi padre; Irvin Benitez, Kirsy Polanco y Dame Wrights.

Curé todas las imágenes, ellos me ayudaron a identificar las otras representaciones que merecían estar en el zapato.

-Has diseñado otros tenis para otras franquicias ¿Cuáles han sido?

Diseñé unos tenis Vans. Originalmente, solo hubo dos en el mundo hechos por mí  y cuando conté mi historia en Instagram se hizo viral y muchas personas pidieron que Vans hiciera más. Así que un año después, Vans me envió un correo y dijo que ellos quería hacer un lanzamiento global. Primero fue el Converse Puro Platano 1 en septiembre de 2018 y los Vans en diciembre de 2018.

-¿Dónde naciste?

Nací en el Bronx, Nueva York. En mi vecindario vivían mayormente jamaiquinos, dominicanos y puertorriqueños.

En mi adolescencia, comencé a tomar el tren de downtown a SoHo en Manhattan, porque allá era donde estaba toda la moda. Recuerdo haber ido todos los fines de semana y para mi ahora es increíble ver mi cara, mi nombre y mis tenis en una tienda de Converse en Soho. Todavía no lo puedo creer. Mis sueños se hicieron realidad.

Me gradué de la secundaria y omití la universidad para irme directamente a trabajar y ayudar a cuidar a mi familia. Utilicé plataformas en internet como Google e YouTube para aprender más sobre las habilidades que me hicieron convertirme en exitoso el día de hoy.

Siempre he sido alguien que se preocupa por su familia y mi comunidad más que en convertirme en alguien rico y famoso. Todo lo que hago es para que mi apellido Polanco signifique algo en el mundo, pero también para que ayude a inspirar a personas de mi comunidad.

Plácido Polanco y Gregory Polanco lo están haciendo genial en el béisbol, no sé si somos parientes, pero siento que tengo parentesco con todos los que tienen mi apellido, jaja.

Soy consultor creativo para diferentes compañías como Adidas, Reebok y Under Armour. Creé el primer espectáculo de la marca Foot Locker “Live For The Drop,” fui creador y productor del segmento de historia “Time Capsule” de TWITCH, la plataforma número uno de jugadores en línea.

También he sido consultor creativo de marketing de compañías como Guess Jeans.

¿Dónde vives en la actualidad?

Siento que vivo en un avión porque viajo mucho, pero realmente vivo en Los Angeles, California. He estado aquí por dos años, pero mi corazón siempre ha estado en Nueva York donde viví desde mi nacimiento hasta los 21.

¿Cuál es la costumbre/ elemento que más te identifica como dominicano?

Hablo orgullosamente español, amo escuchar nuestra música en la casa y nuestra comida. Todo lo que mis padres hacían cuando yo era niño, lo hago ahora de adulto. Mi novia es coreana y cuando hablamos de tener hijos, siempre le digo cuán importante es para nosotros enseñarles inglés, español y coreano. Mantener nuestra cultura es nuestra prioridad siempre.

¿Cuál es el origen de tus padres?

Mi padre es de La Vega y mi madre es de Santo Domingo, específicamente de María Auxiliadora. Primero ellos emigraron a Miami con la esperanza de darle una mejor oportunidad de vida a nuestra familia.

Lo loco de esta entrevista es que mis padres crecieron leyendo Listín Diario. Ellos estuvieron muy felices de escuchar que me contactaste y me dijeron que no dejara que se me suba a la cabeza. Me recuerdan siempre que sea humilde y calmado.

¿Ellos mantuvieron en ti la costumbre dominicana en Estados Unidos?

Sí, mi casa era muy dominicana. Solo hablábamos español en la casa. Mi padre solo escuchaba bachata y merengue. Comíamos sancocho, asopao, mangú, pernil…

Cuando crecí en la ciudad de Nueva York, nunca conocí muchas influencias dominicanas. Pero lo que me hizo más orgulloso de ser dominicano fue escuchar de los mejores raperos Jay-Z, Nas, Notorious BIG, mencionando a los dominicanos en sus canciones. Pensé ¡wow!, ellos aman nuestra cultura.