Listin Diario Logo
22 de octubre 2019, actualizado a las 12:28 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida domingo, 15 de septiembre de 2019

MODELO

Shade, de la “cuna de la Constitución” a las pasarelas de Bombay, Londres y Nueva York

  • Shade, de la “cuna de la Constitución” a las pasarelas de Bombay, Londres y Nueva York
  • Shade, de la “cuna de la Constitución” a las pasarelas de Bombay, Londres y Nueva York
Carolina Pichardo
Carolina.pichardo@listindiario.com
Santo Domingo, RD

Para muchas niñas ser modelo es un sueño. Poder caminar por las pasarelas, salir en revistas y vivir como una ‘top model’ es una motivación. Para Shaderska Valdez, este sueño no era la excepción.

Mientras entraba en la pubertad su estatura se distinguía, su contextura física se moldeaba y sus familiares y amigos se referían a su cuerpo como el de una modelo.

“Todo comenzó con la idea de querer ser modelo, me hubiese gustado ser como Amelia Vega (Miss Universo 2003) en esos tiempos, pero en otra categoría. Digamos que comencé con la idea y pude hacer lo que se pudo en ese entonces, seguía estudiando, haciendo deportes…”, dice la joven de 23 años. 

Shaderska sabía que tener acceso al mundo de la alta costura no era tarea fácil. Reconoce que en ocasiones es cuestión de suerte, pero el esfuerzo y los constantes sacrificios lograron que se fuera acercando más a su anhelo: destacar las cualidades de las dominicanas en las pasarelas internacionales.

“No es lo mismo que un concurso de belleza, pero uno lleva consigo en la sangre la alegría de ser caribeño, y lo da a demostrar a las demás personas. Es un trabajo distinto pero siempre manteniendo en alto de dónde vinimos”, señala la licenciada en Negocios Internacionales.

Y así lo hizo y lo continúa haciendo. Con 20 años India se convirtió en un destino de primeras oportunidades. El contrato internacional le permitió debutar en un editorial de la revista Harpers Bazaar Bride India, y también posó para Femina, Cosmopolitan y Vogue.

Pero no fue hasta finales de 2018 cuando comenzó a vivir la experiencia del mundo real de la moda. En Londres, Inglaterra se convirtió le abrieron las puertas a su primera temporada de shows como parte de la Semana de la Moda londinense.

Desde entonces la lista de diseñadores ha ido creciendo. Shade, como le gusta que la llamen de cariño, ha portado piezas de Joseph, David Koma, Alexa Chung, G-Star Raw, Edward Crutchley y Emilia Wickstead x Matches Fashion Collection.

En su estadía en Londres tuvo la oportunidad de formar parte de ediciones de revistas como Harrods y de su primera portada en solitario: Creative HEAD magazine.

En esta temporada de pasarelas pretende presentarse por primera vez en la semana de la moda de Milán y París.

“Nunca perder la fe, porque siempre he creído que todo en la vida es un sacrificio, todo en la vida cuesta y duele.

Shade acaba de participar en la Semana de la Moda de Nueva York donde debutó con piezas de colecciones como PRISCAVera, Xu Zhi, Adeam, Vfiles y Theory.

Sueña con ser una de las modelos más importantes de la industria. Pero también su foco es convertirse en un ejemplo para aquellas jóvenes que sufren trabas por parte de sus familiares para acceder al mundo del modelaje, “porque hay un tabú todavía en mentes de muchas personas que no apoyan a sus nenas, que tengan apoyo incondicional en el modelaje”, específica.

Espera en un futuro tener el privilegio de formar parte de alguna campaña de Gucci, Balenciaga, Dolce and Gabbana y, por supuesto, ser un ángel de Victoria’s Secret.

Valores familiares

Su familia ha sido su más grande apoyo y soporte durante este proceso de modelaje. En su adolescencia siempre se mantuvo buscando oportunidades para darse a conocer en el mundo de la moda, pero también se actualizaba en sus estudios logrando ser estudiante honorifica de un centro educativo de San Cristóbal. 

Aunque finalizó su grado universitario, no pretende quedarse conforme con lo aprendido en la casa de altos estudios. Mientras viaja se mantiene actualizada con cursos en línea para no perder el hábito y tener una base educativa cuando finalice su trayectoria en las pasarelas.