Listin Diario Logo
08 de abril 2020, actualizado a las 01:57 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida viernes, 30 de agosto de 2019

Cuerpos al descubierto

¿Qué hay detrás del destape femenino?

  • ¿Qué hay detrás del destape femenino?

    La socialité y empresaria Kim Kardashian. IG DE KARDASHIAN.

  • ¿Qué hay detrás del destape femenino?
  • ¿Qué hay detrás del destape femenino?
  • ¿Qué hay detrás del destape femenino?
Laura Ortiz Güichardo
laura.ortiz@listindiario.com
Santo Domingo, RD

Si bien es cierto que antes, al igual que ahora, existían mujeres de mente abierta, los ‘permisos’ sociales estaban vetados y castigados si osaban mostrar su cuerpo más de lo debido; sin embargo, hoy en día, las plataformas digitales han dado luz verde para exponer lo que antes no se podía.

Así lo destaca la psicóloga clínica Hayddé Domínguez, quien considera que en la actualidad se ha normalizado la exposición corporal, avalada en el ser orgánico, libre, dueño de su cuerpo e incluso en el derecho de vestirse libremente.

Aunque pudiera pensarse que el exhibir la figura, ya sea con la que se nació o modificada con cirugías estéticas, va de la mano con la buena autoestima, la experta en conducta humana destaca que es todo lo contrario. “El perfil de una persona que exhibe su físico como mayor atributo es de alguien con autoestima cuestionable, deseos de reconocimiento social, posible baja aprobación en su hogar de crianza, pocas habilidades sociales y de comunicación asertiva”.

El uso de vestimentas que dejan poco a la imaginación no solo es una tendencia que envuelve a la juventud, pues también ha tenido gran incidencia en mujeres que sobrepasan los 30 años. Para Domínguez, esto tiene un trasfondo explicable desde el punto de vista psicológico.

“Muchas mujeres se ‘destapan’ en edades de madurez porque no fueron espontáneas en su juventud temprana, porque fueron criadas con religiosidades extremas o con pudores dramáticos”, dice, añadiendo que aprovechan las ventajas actuales de rejuvenecimiento como la vida fit y las facilidades de mostrarse socialmente a más personas para conseguir más amistades o parejas.

En los casos en los que hay niños de por medio, la especialista advierte que hay que tener cuidado con exhibir de más sus cuerpos con ropas provocativas, ya que les puede afectar directamente. “Esos niños crecen normalizando el destape y, efectivamente, es el modelo de comportamiento que probablemente asuman cuando estén creciendo”, asevera al tiempo que dice que los hijos de padres con bajo pudor o respeto a las normas morales en un futuro podrían tener conductas sexuales promiscuas, valores relativos y comportamientos indecorosos socialmente.

Pese a que Domínguez es partidaria de que cada quien es dueño de su cuerpo y puede hacer con él lo que quiera, considera oportuno recordar que hay un envejecimiento ineludible y unos principios de reputación intelectual que sí son permanentes hasta el último día de vida, y por ende más rentables.  

“No creo que el exhibicionismo actual deba ser normalizado. Hay temas del cuerpo humano que deben ser cuidados, que son de intimidad, que no todo se muestra o al menos con el sentido vulgar o morboso, sino más bien con clase, garbo y estilo de dama, no de oferta pública”, concluye.

Reflejo de una personalidad extrovertida
Katherine Páez, mejor conocida por todos en las redes sociales como La Pompossa, cuenta con dos millones de seguidores en su cuenta de Instagram, en la que a diario comparte contenido que deja ver su extrovertida personalidad.

Entre sus publicaciones no es de extrañar encontrar fotos y videos en los que muestra su figura, la cual va muy acorde con su sobrenombre.

Lo que exhibe en Instagram no es un personaje. Más bien, dice, lo que la gente ve es justo lo que es dentro y fuera de las redes.

“Así es como soy. No soy un personaje y mucho menos lo hago con alguna intención. Todo lo que hago en mi vida es por mi satisfacción, nunca pensando en la aceptación”, relata Páez.

Pese a que dice que muchos la juzgan por su manera de vestir, está consciente de que siempre estarán los que señalen, “pero en la vida he aprendido que lo único que debo tomar en cuenta y por consiguiente está bien, es lo que no daña y te satisface, y no hago nada que no me haga bien”.

Al preguntarle si considera que el contenido que comparte y su forma de vestir la han ayudado a conseguir sus dos millones de seguidores, responde que desde su perspectiva lo que la hecho calar en el gusto de los ‘instagramers’ es lo real  y transparente que es.

“Puedo decir que soy transparente, honesta, leal, extrovertida y una emprendedora que no se detiene”, expresa la joven de apenas 27 años, a quien su popularidad la ha llevado a presidir tres negocios y ser la cara de múltiples marcas.

Punto de vista sociológico.
Según el sociólogo Víctor Contreras, el “destape” de algunas mujeres, del medio o de la vida “normal”, se da porque las sociedades se han ido transformando en base a los antivalores. “En esto tiene mucho que ver el auge de las redes sociales y el acceso que tiene la gente a ellas. ¿Qué pasa con el exhibicionismo? Sencillo, está dominado por el elemento competencia y por el miedo a llegar a edades que por naturaleza afectan el físico, entonces vamos a enseñar para que vean que yo estoy jovencita y buena, y hasta compiten con las hijas, si tienen”, dice.

 

Encuesta
76 %
Una conducta no normalizada.

El 76 % de las personas encuestadas a través de la red social Instagram no ve como algo normal el alto nivel de destape de la sociedad.

24 %
Muy común hoy en día.

El 24 %, que en su mayoría está conformado por hombres, considera que mostrar los atributos físicos es una conducta normal.

57 %
Su cuerpo es su mayor atributo.

El 57 % considera que quienes exhiben de más sus cuerpos por lo general lo hacen porque no tienen nada mejor para ofrecer.

43 %
No siempre es el caso.

El 43 % de los encuestados, en su gran mayoría del sexo masculino, piensa que el exhibicionismo corporal no tiene que ver con las capacidades de la persona.