Listin Diario Logo
12 de diciembre 2019, actualizado a las 03:54 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida martes, 28 de mayo de 2019

Desarrollo precoz

Cuando la pubertad llega a destiempo

  • Cuando la pubertad llega a destiempo

    Distintos factores inciden para que las niñas experimenten la pubertad a destiempo. ISTOCK

  • Cuando la pubertad llega a destiempo
Marta Quéliz
martha.queliz@listindiario.com
Santo Domingo, RD

A los nueve años, Karina ya había desarrollado. El adelanto de la pubertad de la niña alarmó a sus padres. Su preocupación se basó en que el asunto va más allá de pasar de una etapa a otra. “Para mí es prestar más cuidado, pues eso la pone en riesgo de salud y de otras índoles que no quiero mencionar, pero que tú sabes”, comenta la madre de la menor.

Su hija es una de las tantas que están siendo, por llamarlo de algún modo, víctimas de la pubertad a destiempo. Otras madres han mostrado su preocupación por este tipo de situaciones. Afortunadamente, la ginecóloga pediatra venezolana Amalia Contreras sostiene que sí es posible evitar que esto suceda.

“La forma más importante, desde mi óptica, es que durante el embarazo, la madre se abstenga de consumir productos químicos que afecten sus hormonas. Otro punto de interés es manejar adecuadamente los niveles de estrés. Una vez tiene a su bebé, es tiempo de proporcionarle vitamina D y crearle el hábito de los ejercicios”, cuenta.

Contreras define la pubertad temprana como la aparición de características sexuales secundarias. “Es cuando podemos ver entre los siete y ocho, por ejemplo, el crecimiento del vello púbico o de las mamas. En ocasiones se puede observar hasta la aparición de la menarquia (primera menstruación) antes de los nueve años”, explica la especialista.

Sostiene que en los países de la región la estadística de niñas con pubertad precoz es menor; en Estados Unidos el problema impacta al menos a una de cada 5,000 niñas, y con los años esta cifra ha ido aumentando.

Otros motivos
Los problemas emocionales y conductuales, junto con un aumento en el riesgo de diabetes, enfermedades cardíacas y otras enfermedades cardiovasculares de la madre favorecen la existencia de una pubertad a destiempo en las niñas, informa la ginecóloga pediatra.

Dice que aunque afecta también a niños, son las niñas las más vulnerables. Tanto es así que, el problema es 10 veces más común en ellas que en ellos. En la actualidad la edad promedio para la aparición del primer período es alrededor de los 11 y 12 años, y la pubertad se inicia entre los siete y nueve años.

“He leído muchos estudios al respecto, algunos coinciden, mientras que otros difieren en sus posiciones. Puedo citar uno que da cuenta de que los científicos han observado que los productos químicos ambientales, en especial los que imitan el estrógeno, incluyendo productos de alimentos y bebidas, pueden provocar el desarrollo temprano, sobre todo en las niñas”, dice Contreras.

CLAVES
Estudio

Un estudio publicado en la revista Pediatrics revela que a los siete años, el 10 % de las niñas blancas, el 23 % de las niñas de color, el 15 % de las niñas hispanas y el 2 % de las niñas asiáticas habían comenzado a desarrollar senos, según investigadores.

New York Times
Publicó un artículo que revela que estudios hechos en animales muestran que la exposición a algunas sustancias químicas ambientales puede provocar que los cuerpos tengan una maduración temprana.