Listin Diario Logo
23 de agosto 2019, actualizado a las 04:33 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida martes, 29 de enero de 2019

Psicología

Renuentes al cambio pese a nuevos tiempos

  • Renuentes al cambio pese a nuevos tiempos

    Importante. La capacidad que tiene la persona de ser flexible es o pudiera entrar dentro de lo que es la inteligencia emocional.

Santo Domingo

“Yo soy así”, “la gente no cambia”, “son muchos años haciendo lo mismo, no sé hacer otra cosa”, “así fue que aprendí, y no voy a cambiar”. Esas son expresiones que a menudo escucho, tanto en consulta como fuera de ella. Y me surge inmediatamente una pregunta: ¿Le funciona lo que sea que esté pasando en su vida con ese decreto?

Siempre digo que las cosas son buenas o malas dependiendo de lo funcional o no que pueda ser para la persona. Lamentablemente, veo a diario cómo el ser una persona de determinada manera puede resultar muy disfuncional y, a pesar de ello, se insiste en lo mismo. Muchas veces esto sucede por creencias limitantes. ¿Y qué es una creencia limitante? Pues eso, una creencia o manera de pensar que quizás en un momento pudo servir su propósito, y que funcionó en ese momento, pero, como la vida no es estática y las cosas cambian, lo que sirvió en un momento o funcionó, pues ya no funciona. O, algo que por ser en lo que la persona cree, lo lleva a cabo, vive de acuerdo a ello. Sin embargo, va en detrimento o en contra de una vida funcional.

La capacidad que tiene un ser humano de ser flexible es o pudiera entrar dentro de lo que es la inteligencia emocional. Muchos tenemos personas a nuestro alrededor, con posiciones importantes, con salarios envidiables, pero que no pueden mantener una relación estable, o que no pueden simplemente tener una relación ni siquiera con sus hijos. Pueden ser personas que entienden la vida de una manera, y no admiten que pueda ser de otra manera, no se dan ni siquiera el permiso de explorar otras alternativas, y eso estaría muy bien, siempre y cuando funcione.

A pesar de no ser funcional e inclusive impactar otras vidas de manera no positiva, son los que hacen aseveraciones como las del inicio de este artículo: “Yo soy así, y nadie me va a cambiar”.

Cuando nos topamos con personas así, la pregunta obligatoria es: ¿Te sientes bien así, eres feliz? A partir de la respuesta, la recomendación es: si es feliz así, dejar el tema y seguir. Muchas veces no vale la pena desgastarse con personas que, a pesar de su disfunción, no quieren ni siquiera escuchar otras alternativas de una vida diferente.