Listin Diario Logo
15 de diciembre 2019, actualizado a las 12:00 a.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida sábado, 24 de noviembre de 2018

COORDENADAS LITERARIAS

Las letras se pasean por la Zona Colonial

  • Las letras se pasean por la Zona Colonial
  • Las letras se pasean por la Zona Colonial
  • Las letras se pasean por la Zona Colonial
Clidia Díaz y Gabriela Llanos
Santo Domingo

“...Hoy sé de ti y de tu ausencia, mujer de papel casi teñido de jazmín. Te miro el olor y la culpa de tus ojos; te miro entre tus uñas y el recuerdo de esa que jamás fuiste. Ahora eres todas con nombre y apellido”. El texto le pertenece al ensayista Jochy Herrera, pero lo escuchamos en la voz de la escritora Minerva del Risco, quien nos había advertido antes de comenzar a leer que “estás líneas son un engaño, las colaron en un libro de ensayos pero son un hermoso poema”. Los asistentes al Café Literario de la Zona Colonial esperamos ansiosos la respuesta del autor increpado cariñosamente. Jochy Herrera nos cuenta que el texto está incluido en su libro “De fugas y visiones”, que lo ubicó en un apartado que se titula “Confesiones” para darle cadencia y aire al conjunto, “aunque las poesías no dejan de ser confesiones, verdades en sentidos metafóricos y verdades reales”.  

La Capilla Nuestra Señora de los Remedios fue la encargada de albergar el encuentro con Jochy Herrera, a quien Verónica Sención (creadora y gestora del saludable y longevo Café Literario) introdujo destacando su labor como médico, como escritor, “y como lector impenitente”, antes lanzar la inquietud sobre la fórmula mágica de la que se vale el autor para organizar su agenda. Jochy Herrera agradeció a su pareja “por robarle parte de su tiempo”, y aseguró que no le cuesta organizarse porque “la literatura es un ejercicio de vivir, desprovisto de toda arrogancia. Para estar tranquilo necesito escribir y, además, soy noctámbulo”.

La mesa convocada por Verónica Sención para su Café Literario estuvo integrada por los escritores Minerva del Risco, José Mármol y Mateo Robinson, quienes fueron desgranando las formas y el fondo de los ensayos recogidos en “De fugas y visiones”, que fue presentado en la pasada Feria del Libro de Madrid. “La escritura ensayística de Jochy Herrera mira de manera singular el referente analizado, al erotismo estético de la palabra misma. Su prosa no evidencia, insinúa magistralmente”, afirma su amigo y colega en las letras José Mármol, agregando que se trata de un libro de grandeza humanística, cognitiva y estética, que se pasea por “el hecho físico de viajar y la fuga espiritual que el mismo viaje envuelve.” Opinión que refuerza el poeta Mateo Robinson, trayendo al presente la primera vez que leyó la obra de Jochy Herrera y pudo constatar que se trataba de una autor que asumía la literatura con seriedad, “no la de las reglas académicas ni las escuelas literarias, sino por la construcción de ensayos en los que esté presente la poesía y la fuerza de la creación”. Respondiendo a estas cuestiones, Jochy Herrera afirmó que el gran reto de un ensayista radica en encontrar el hilo conductor de sus textos y que en el caso de “De fugas y visiones” la conexión es la atemporalidad. “El noventa por ciento los textos surgieron al mudarme de Chicago, a los treinta y un años, y venir a vivir a Dominicana. Regresé con una visión telescópica del mundo”. En “De fugas y visiones” encontramos ensayos con diferentes temas y tonos, con textos atemporales que surgen de la observación de la vida, los sueños y los deseos. Como hábilmente concluye el escritor Jochy Mármol, “el libro que todos los lectores anhelamos”.

Gabriela Llanos

gabriela.llanos@gmail.com

@gllanosg

Clidia Díaz

clidiadiaz@yahoo.com

@clidiadiaz

“La dama de las tertulias”

Verónica Sención hizo su entrada al mundo de las tertulias literarias de la mano de dos grandes de las letras dominicanas: Pedro Mir y Juan Bosch. Juntos cruzaron todos los martes durante seis años el portal gótico cubierto de piedras del Hostal Nicolás de Ovando (que contaba en ese entonces con cuatrocientos ochenta y ocho años de historia colonial): ella como anfitriona y ellos como invitados permanentes de aquellos estimulantes encuentros literarios que fortalecieron el ambiente cultural de “la Zona”. El historiador José Del Castillo describió el espíritu de esta “Tertulia Mágica” en la presentación del libro “Memorias de una Tertulia” en homenaje a Juan Bosch, refiriéndola como una de las más memorables de la historia intelectual dominicana e hispanoamericana.

La trayectoria de Verónica Sención, como gestora cultural, siguió ininterrumpidamente con la misma pasión, entusiasmo y compromiso de aquellos tiempos. Dirigió por diez años el Foro Pedro Mir de Librería Cuesta y desempeñó la función de asesora cultural de tres instituciones gubernamentales, cuatro años en educación superior, dos años en el ayuntamiento y dos años en Indotel. En 2013 retomó las tertulias literarias con la inauguración del “Café Literario Ágora Mall”, punto de encuentro mensual de reconocidos intelectuales. Hace dos años Verónica Sención volvió a cruzar el viejo portal gótico del hostal, esta vez de la mano de su “Café Literario“, y la Zona Colonial la recibió encantada. Desde entonces las artes, la música y la literatura de nuestro país encuentran un espacio de difusión rodeado de historia y belleza arquitectónica. “En tiempo de lluvia“, nos dice, “traslado la tertulia a la Capilla de los Remedios”.

El próximo diez de diciembre, “la dama de las tertulias” celebrará el cumpleaños número cincuenta y dos de su “Café Literario”, rodeada de sus contertulianos, del recuerdo de las “mágicas tertulias” de los 90, y de la vibrante energía de la “Zona” al compás del Coro Nacional.