Listin Diario Logo
18 de julio 2019, actualizado a las 09:22 p.m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida viernes, 16 de noviembre de 2018

OJO CON LA VISTA

Recomendaciones en degeneración macular

  • Recomendaciones en degeneración macular
Juan L. Ubiera
juanl.ubiera@claro.net.do

La degeneración macular relacionada con la edad (DMAE) es la causa más común de pérdida de visión y ceguera en los estadounidenses mayores de 50 años, y afecta a apróximadamente 2.1 millones de personas en todo el país. El diagnóstico precoz y el tratamiento son las claves para prevenir la pérdida de visión.

La AMD es una enfermedad degenerativa que ocurre cuando se daña parte de la retina llamada mácula. Es la parte del ojo que brinda una visión central y aguda necesaria para ver los objetos directamente hacia adelante. Con el tiempo, la pérdida de la visión central puede interferir con las actividades cotidianas, como la capacidad para conducir, leer y ver caras con claridad.

Recomendaciones para ayudar a las personas a controlar su salud ocular:

Obtenga exámenes médicos oculares completos y regulares. La DMAE a menudo no presenta signos de advertencia tempranos, exámenes oculares completos y regulares son fundamental para diagnósticar y tratar la enfermedad en sus etapas iniciales. A los 65 años, se recomienda hacerse un exámen cada uno o dos años.

Dejar de fumar. El cigarrillo aumenta el riesgo de desarrollar AMD y la velocidad a la que progresa.

Coma una dieta bien balanceada.  Rica en frutas, verduras y alimentos llenos de nutrientes, como el salmón y las nueces, puede reducir el riesgo de AMD.

Tome el tipo correcto de vitaminas. Las vitaminas pueden retrasar la progresión de la AMD.

Hacer ejercicio regularmente, tres veces por semana, puede reducir el riesgo de desarrollar AMD húmeda en un 70 por ciento.

Controle su vista con una rejilla de Amsler. El uso de esta cuadrícula es esencial para encontrar cualquier cambio en la visión que no sea obvio, por lo que puede informar a su oftalmólogo.

Conozca el historial de salud de su familia. Si tiene un pariente cercano con AMD, tiene un 50% más de posibilidades de desarrollar la enfermedad.