Listin Diario Logo
16 de agosto 2018, actualizado a las 12:48 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC29ºC
La Vida jueves, 17 de mayo de 2018
0 Comentarios

Retrospectiva

En su centenario, muestra recuerda a Mario Grullón

  • En su centenario, muestra recuerda a Mario Grullón

    Temática. Define las características del artista santiaguero.

  • En su centenario, muestra recuerda a Mario Grullón
Virginia Goris | Especial para LD
Santo Domingo

El Ministerio de Cultura y la Escuela de Bellas Artes de Santiago, dirigida por el artista Chiqui Mendoza, en un gesto que enaltece las artes visuales del país, inaugurarán en la sala Apolinar Bueno, de ese recinto educacional, la exposición retrospectiva antológica Centenario Mario Grullón (1918-2018).

La muestra, compuesta por 32 cuadros emblemáticos del pintor santiaguero, corresponde a los fondos pictóricos del coleccionista Juan José Ceballos. Según informa Chiqui Mendoza, se trata de una iniciativa de la escuela regional de la zona Norte del país para proyectar en las nuevas generaciones de artistas y el público amante del arte los valores inmutables del llamado Pintor de la Mañana. Este se distinguió por realizar sus obras a partir de las 5:00 de la mañana, aprovechando los mejores y más luminosos rayos del nuevo día y transmitir a sus obras toda la transparencia que su pincel armonioso supo transmitir.

El pintor Mario Grullón pertenece a la Trilogía de Maestros del Arte Nacional y de la Escuela de Santiago, compuesta además por los impresionistas Yoryi Morel y Federico Izquierdo, cuyas obras de tradición costumbrista son un timbre de orgullo en el quehacer visual de los santiagueros, e imantaron con sus códigos pictóricos y de identidad a muchos artistas en todo el territorio nacional.

Alumno destacado y favorito de Yoryi Morel, Mario Grullón dejó para la posteridad unas estampas gloriosas de la imagen vernácula de su Ciudad Corazón.

Se especializó en los tradicionales carnavales y en los folklóricos coches santiagueros en pleno movimiento, y mezclaba ese carruaje de antaño con el paisaje bucólico del Valle del Cibao.

Pintaba el elemento étnico al que adicionaba con las multicolores flores que le aportaban calidez a sus piezas folklóricas.

Como discípulo favorito de Yoryi Morel, pintaba sus temáticas costumbrísticas como otra forma de testimoniar a su maestro al realizar bellas serenatas a la luz de la luna, pregonando con sus letras el amor de alguna mujer, por cuyos requiebros entonaban bellas melodías de romántico acento.

Pero una de sus vertientes de hacer arte era el enfoque especial del merengue típico de República Dominicana, al toque del acordeón, de la tambora y la güira y al fondo, el frenesí del baile ripiao y el erótico ritmo del campo adentro.

Fue tanta la pasión por su arte pictórico que dos de sus hijos, Francisco (Pepe) y Carlos Mario Grullón, siguieron sus pasos.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña

Descubre