Santo Domingo 27°C/28°C few clouds

Suscribete

ERRORES EN LA RED

El pez muere por la boca, el tuitero por los dedos

TWITTER ES IMPLACABLE CON LOS FAMOSOS Y SUS ERRORES

Avatar del Listín Diario
Claudia Fernández SotoSanto Domingo

Extrapolando la popular frase “el pez muere por la boca” al mundo de Twitter, queda en evidencia que la dinámica en esta red social no se basa en el simple acto de condensar un mensaje en 140 caracteres, sino en un ejercicio que requiere sentido de autocontrol, sagacidad, humor y precisión. Los ricos y famosos suelen estar en el ojo del huracán por su posición como referente en la sociedad, pero a la hora de equivocarse, demuestran que son tan humanos como cualquier mortal. El tuitero debe tener sumo cuidado para no “morir” por culpa de un error digital. El tuit que desató la polémica en FranciaEl pasado martes, la primera dama francesa, Valérie Trierweiler publicó un mensaje en su cuenta, @valtrier, con el cual ha puesto en riesgo las posibilidades de Ségolène Royal presidir la Cámara de Diputados gala. Trierweiler apoyó públicamente al contrincante de Royal, Olivier Farloni con un texto que ha sido catalogado como “la primera metedura de pata de Francia". Más que rivalidad política, la polémica se encendió porque Ségolène es la exesposa de su actual marido, con la cual François Hollande procreó cuatro hijos durante los 25 años de matrimonio que tuvieron, dándole al tuit también un status de “carácter personal”. Este mensaje ha repercutido hasta tal punto que la candidata socialista ha bajado en la preferencia de los votantes. Según la encuesta de Ifop/Fiducial, en la segunda vuelta de las legislativas francesas (que se celebran este domingo), Royal obtendría el 42% de los votos de la circunscripción de La Rochelle, mientras que su contrincante, Olivier Falorni, recibiría el 58% del apoyo por parte del electorado. Según un mensaje enviado a la agencia de noticias Europa Press, el periodista italiano Tommasso Debenedetti asegura haber “hackeado” la cuenta de la primera dama francesa y se atribuye haber escrito el controvertido mensaje. Cierto o no, el daño ya está hecho. Pero Royal no es la única política que se ha visto afectada por un mensaje publicado en la red del pajarito azul. El estadounidente Anthony Weiner se vio obligado a renunciar en el verano pasado de su cargo como congresista a raíz de un escándalo que se desató por unas fotografías íntimas, clasificadas de lascivas, que él mismo subió a su cuenta de Twitter. Los artistas son más propensos a “meter el pico”¿Meter la pata? Quien utiliza Twitter como medio de comunicación se expone más bien a “meter el pico”, el pico del pájaro azul. Debido al contacto cercano que permite tener la red de “microblogging” con los fanáticos, los artistas son más propensos a ser criticados por los mensajes que redactan, ya sea porque sus palabras son malinterpretadas, porque cometen faltas ortográficas o simplemente porque el contenido es catalogado como ofensivo, violento o con mucha carga sexual. El pasado miércoles hubo una noticia que corrió como pólvora dentro de la tuitósfera. El rapero Kanye West subió a su cuenta (@kanyewest) una fotografía de una mujer desnuda. Aunque la fémina aparecía de espalda a la cámara, los tuiteros se aventuraron a afirmar que se trataba de la actual novia del artista, la estrella de “realities televisivos” Kim Kardashian. La fotografía fue borrada de inmediato y debido a la rapidez con la que se actuó se presume que fue subida por error. La actriz porno Amia Miley utilizó esta misma red para declarar que era ella quien aparecía en la imagen y no la integrante más famosa del clan Kardashian. "No voy a discutir si la foto es mía o no... ¿Quieren pruebas? Miren los piercings de la espalda. Kim K no los tiene", tuiteó Miley. La cantante Rihanna es otra celebridad que sorprende a sus seguidores. Suele compartir fotografías subidas de tono, donde viste pocas prendas o donde deja ver cómo son sus noches de fiesta. El que aprendió su lección fue el actor Charlie Sheen, aunque se tomó con humor su “metedura de pico”, cometió un error que le pesó. En el pasado mes de diciembre se equivocó y en vez de escribir un mensaje privado, publicó su número telefónico en la parte pública de la red social. Este mensaje estaba dirigido al cantante Justin Bieber y en ese momento, Sheen contaba con algo más de 5 millones de seguidores. En cuestión de minutos su teléfono recibió más de 1,800 mensajes y el aparato terminó colapsando. El cantante español Alejandro Sanz decidió cerrar su cuenta en Twitter por unos meses debido a las burlas que recibía de parte de los fanáticos por haber escrito un mensaje con una falta ortográfica. Supuestamente, escribió la palabra “vuestra” con “b” en vez de “v”; error que hasta la fecha el artista dice no haber cometido. Los casos más memorablesDentro de los mensajes publicados por los artistas latinos hay tres casos trascendentales. El primero fue el mensaje escrito por la actriz mexicana Ninel Conde cuando en marzo de 2011 confundió al presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, con el que fuera líder de Al Qaeda. “Lamento la muerte del presidente Barack Osama, todas mis condolencias a Estados Unidos”, publicó en su cuenta @ninelconde. Otro mensaje que fue motivo de burlas fue el escrito por la ex Miss Universo 1996, la venezolana Alicia Machado, cuando en noviembre de 2010 por querer referirse al conflicto entre Corea del Norte y Corea del Sur, las confundió y las “rebautizó” como “Las Chinas”. “Esta noche quiero pedirles que me acompañen en una oración por la paz, que estos ataques entre las Chinas no empeoren nuestra situación” fue el mensaje que publicó y al igual que sucedió con Alejandro Sanz, la beldad prefirió cerrar la cuenta y no tolerar las mofas de los tuiteros. Pero ningún error cometido en Twitter ha sido más memorable que el protagonizado por el cantante español David Bisbal. En febrero 2011 y con la Primavera árabe enardecida, el intérprete tuiteó: “Nunca se han visto las Pirámides de Egipto tan poco transitadas, ojalá que pronto se acabe la revuelta”. Este mensaje dio pie a la creación de la etiqueta #TurismoBisbal para identificar en las respuestas burlescas que los internautas dieron al tuit, así como también la creación en Facebook de la página llamada “Turismo Bisbal” e incluso la propia cuenta en Twitter @turismo_bisbal que recopilaba textos como “Nunca había visto Chernobil tan poco transitado. ¿Estarán todos trabajando en la central nuclear?” o “En Londres la educación es mejor que aquí, todos los niños hablan inglés desde pequeños”. Todos estos gazapos evidencian que los usuarios de Twitter son implacables a la hora de opinar sobre las publicaciones de las personas a quienes siguen y como se diría en buen dominicano “no dejan pasar ni una”, no importa el nivel de fama, poder o influencia que el tuitero tenga. Pero, además, muestra que no todo lo que nos pase por la cabeza debe teclearse con los dedos.

Tags relacionados