Santo Domingo 24°C/27°C light rain

Suscribete

MIS APORTES

Palabra de Dios en las escuelas

Avatar del Listín Diario
Patricia LandolfiSanto Domingo

Hoy en día, en muchos centros educativos privados o del Estado se obvia la palabra de Dios, muchas veces con el criterio de que la libertad de culto es un derecho que le asiste a cada ciudadano. Empero, es un gravísimo error no introducir en el currículo escolar la palabra de Dios desde la primera infancia. Existe el arte, las manualidades, el deporte, la moral y la cívica como materias fundamentales en el esquema estudiantil. Entonces, por qué no adentrarnos a fondo a hablarles a los niños sobre la palabra de Dios, de una forma consciente y formal, para que no sólo en el hogar, núcleo imprescindible para la formación del ser humano, se establezca la enseñanza de la palabra de Dios. En un país que desde los mismos inicios como república independiente se enarboló en nuestros símbolos patrios la Biblia abierta, con el lema: Dios tiene la primacía. Por eso es oportuno que debe primar en el currículo estudiantil el estudio profundo y atinado de los principios bíblicos, impartidos por profesores preparados sobre el tema. Tenemos que introducir el tema, pese a oposiciones subyacentes, pues siempre la habrá, en términos de bloquear esta iniciativa y comenzar a fomentar la palabra de Dios a fondo, para concienciar a los párvulos hasta llegar a inicio de su vida adulta, que los principios bíblicos, la doctrina cristiana, y la fe en el Dios viviente, harán de la generación que está en pañales, jóvenes más enfocados, mejores ciudadanos, cristianos llenos de amor, que harán una sociedad llena de familias centradas, hogares construidos sobre la roca, ciudadanos conscientes de las necesidades ajenas, erradicación de la promiscuidad sexual, de la violencia intrafamiliar, y de muchos otros males que nos agobian hoy en día, pero que la base para construir el arma que erradicará estos males a futuro es sin lugar a dudas la palabra de Dios, como lo dice el mismo Dios en la Biblia: “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos. Penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intensiones del corazón”. Hebreos 4, 12. ¡Hagámoslo, introduzcamos la palabra de Dios en las escuelas!

Tags relacionados