Santo Domingo 18°C/20°C clear sky

Suscribete

PSICOLOGÍA A SU ALCANCE

Viviendo juntos

Compartir el mismo techo con quien deseamos, nos enfrenta a expectativas e inseguridad sobre si es decisión correcta. Vivir en pareja es un proyecto, como tal debe tener meta definida, conocer los pro y contra que podrían surgir y cómo actuar ante ellos. No dejes que la inseguridad te invada pero tampoco que la pasión te ciegue. Habrá instantes no muy gratos pero muchas satisfacciones. Algunos creen que vivir juntos es sinónimo de renuncias, no hay por qué dejar de hacer lo habitual para dedicarse a vivir sólo para la pareja. Disfruta tu familia y amigos de siempre, la diferencia es que optaron compartir espacio y plan de vida lo cual requiere ajustes previos como lo es tomar control de ti mismo en caso de que otro lo hacía por ti, distribuir tiempo entre hogar, pareja y trabajo; dividir gastos, quehaceres; reportarte explicando lo que haces o dejas de hacer, acordar cuáles fechas compartir con sus padres y cuáles con los tuyos, con qué frecuencia comer fuera, ir a la playa, iglesia, tener hijos, todo de mutuo acuerdo su nuevo status no será una carga. Al inicio genera estrés pero pronto se identificarán. La vida en pareja carece de fórmula a seguir, se unen no para estar juntos sino para hacer algo juntos, cada pareja tiene su ritmo propio y a ese ritmo avanzarán, siempre con sabiduría divina.

Tags relacionados