Santo Domingo 24°C/25°C few clouds

Suscribete

ARTES PLÁSTICAS

“Sueños tejidos”

LA EMOTIVA VIDEOINSTALACIÓN REALIZADA POR ELEOMAR PUENTE PARA LA BIENAL DE ARTES VISUALES

Por la condición en que se encuentran, los deseos de los presos de la cárcel de hombres de Rafey, en Santiago, desgarran y hacen aflorar nostálgicos sentimientos. “Que Dios me toque a tiempo”. “Ser un gran pintor”. “No estar aquí”. “Compartir con mis hijos”. “Ser mi propio jefe”. “Darles un ejemplo a mis amigos”. Las frases están escritas en diminutas casitas blancas embadurnadas con pintura negra. La pintura son las huellas de las manos de los presos. Las casitas están unidas con soga de yute unas a otras y alrededor de un tubo de fibra de vidrio. El tubo descansa sobre una tela negra a modo de sombra. Dentro del tubo, luces azules. A unos tres metros, un televisor proyecta imágenes del proceso de elaboración de la obra. Su autor, el artista plástico cubano afincado en República Dominicana desde 1993, Eleomar Puente, no les dijo a los casi 500 presos que participaron del proyecto el objetivo de que les hicieran construir en madera todas esas casitas blancas. “Hicieron un trabajo finísimo”, diría luego Puente. Ellos pensaron que se trataba de un proyecto de carpintería, comunes en las cárceles dominicanas. Más tarde, el artista llega a la cárcel con pintura negra, comparte con los reos, les pinta las manos, les pide que aprieten una casita y los motiva a que les cuenten o les hagan llegar sus más sinceros sueños y anhelos. Y ellos lo hicieron, todavía sin saber de qué iba el asunto. El resultado es la videoinstalación “Sueños tejidos”, finalista de la 26 Bienal Nacional de Artes Visuales, la primera obra que recibe al público en el sótano del Museo de Arte Moderno (MAM). Hacerla tomó uno siete meses, recuerda Puente, entre pedir los permisos y ultimar los detalles de un proyecto que había imaginado hace años y que recién ahora hizo realidad. Como toda su obra, explica Puente, “Sueños Tejidos” toca la libertad del ser humano en todo su concepto, las temáticas cotidianas de las limitaciones que tiene el ser humano ante sus propios proyectos de vida. Y así como los reos nunca se enteraron del propósito final del proyecto, Puente nunca se imaginó que la selección de su obra para la Bienal, y la inauguración de la muestra, lo encontrarían postrado (o privado de la libertad física voluntaria, que es lo mismo) en la sala de terapia intensiva de una clínica de la ciudad. (+) UN ARTE QUE MARCA Eleomar Puente no estuvo presente en el montaje de “Sueños tejidos”. Vaya ironía. Estar enfermo lo acercó más a la obra que ya le había marcado. “El arte siempre me marca –dice–. Es un resultado muy bonito que crea nostalgia, vi muchas experiencias, lágrimas. La experiencia fue tremenda porque te identificas con el encierro, con la conducta humana limitada ante la expresión cotidiana”, expresa. Por ello la idea del tubo, tomado del molde de un tractor, es la de una burbuja transparente en la que se habita de forma insegura. “Y la sogas de yute simbolizan la raíz natural que crea un tejido alrededor de un círculo vicioso que es en el que casi siempre se encuentra el ser humano”, explica Puente. Más que sueños de libertad Sueños Tejidos, la define su creador, es una denuncia social a partir del arte en relación a los sueños del hombre por alcanzar la libertad desde diferentes posturas, una videoinstalación que combina imágenes, objetos, imaginación y experimentación “para traducir los códigos de un pensamiento plural en una pieza que integra el sentir colectivo”. La participación de los reos de la cárcel de Rafey en el proyecto fue espontánea. Participaron jóvenes, mayores, un recluso ciego y otros con discapacidad. Algunos les contaron sus sueños en susurros, otros se lo entregaron por escrito. “Fueron acercándose a una actividad incierta, los iban sacando y no sabían para dónde iban, al final hubo muchos comentarios a favor del proyecto y los reos se sentían ilusionados de poder participar en algo que los estimulara”, cuenta Eleomar Puente. Las casitas y edificios de madera construidos por los reos siguiendo un patrón elaborado por Puente miden 3 y 2 pulgadas. El conjunto, indica el artista, simboliza las estructuras arquitectónicas que servían de refugio a los presos antes de su encerramiento, sus espacios habituales o aquellos en los que les hubiera gustado vivir. El vídeo, de 4 minutos con 44 segundos, sirve como antecedente a la obra física y el blanco de las casitas fue usado como signo de ingenuidad y pureza. Cada individuo es un ser aparte, cada uno tiene su sueño, señala Puente, esta pieza “plantea el anhelo desmedido que siente el ser humano por la libertad”. 20 AÑOSPREMIO MEDALLA DE ORO DE LA IIBIENAL DEL CARIBE Y CA (1994) Esta es la segunda instalación de Eleomar Puente (Cuba, 1968), y la primera que presenta en el país. En junio pasado, con “Time of Fear” (individual y libro), el artista celebró su trayectoria de 20 años en el arte. FINALEL 11 SE ENTREGARÁ EL PREMIO A LAOBRA ELEGIDA POR EL PÚBLICOLa 26 Bienal Nacional de Artes Visuales estará abierta al público hasta el 16 el noviembre, de de 9:00 de la mañana a 6:00 de la tarde de martes a domingo. El acto de clausura está pautado para el 11 del mismo mes. (+) BÚSQUEDA CONSTANTE DE LA EXPRESIÓN HUMANA En “Sueños tejidos”, como en toda su obra, Puente insiste en mostrar los traumas que persiguen al hombre moderno: su relación con la naturaleza, sus sentimientos y experiencias, su lucha por sobrevivir en el entramado urbano. ¿Por qué lo hace? “Quiero que cuando la gente se enfrente a mi obra pueda tener un pequeño capítulo que lo haga reflexionar. Veo que el arte actual se enfoca en una imitación de la publicidad, que a veces no toca los temas sociales que preocupan cada día a la sociedad y que son mi base de inspiración. La gente siempre va a preferir otras cosas para escapar de la realidad, por eso trato de que mi obra tenga siempre una atracción estética pero que al final haya una reflexión, que, aunque sea un tema desgarrador, le llegue. No me refugiaría en placeres, en grandes paisajes, grandes lunas y girasoles cuando tengo cosas que expresar de la problemática que se vive. Es lo más cercano a tener un control sobre las cosas”, responde. Para ver su trabajo: www.eleomarpuente.com

Tags relacionados