Santo Domingo 21°C/24°C light rain

Suscribete

SALUD

Buenos hábitos para controlar la acidez

EVITE EL CHOCOLATE, LAS GRASAS, EL AJO, LA CEBOLLA, EL CAFÉ Y EL ALCOHOL

Si ha sufrido acidez alguna vez, seguro odia la dolorosa sensación de ardor en el pecho y el sabor agrio en la boca que dejan sus efectos. El culpable de estos síntomas es el reflujo gastroesofágico, que ocurre, según señala Jean Carper en su libro “Los alimentos: medicina milagrosa”, cuando los jugos digestivos (el ácido clorhídrico y una enzima llamada pepsina) se devuelven desde el estómago hacia la parte baja del esófago, donde no deben estar, produciendo esa sensación de ardor y presión debajo de esternón. En algunos casos este ardor es tan fuerte, indica Carper, que se le ha llegado a confundir con un ataque cardiaco. Los ácidos del estómago se devuelven cuando el esfínter, el anillo muscular que separa el esófago del estómago, se debilita debido a los malos hábitos alimenticios. “Cuanto más ácidos sean los jugos del estómago, mayores serán la sensación de ardor y el grado de daño que puede sufrir la pared del esófago”, registró Carper en la página 169. ¿Cómo evitar que este dolor provocado por la acidez se vuelva crónico? ¿Cómo prevenir la acidez? Prestándole atención a la alimentación. La complicanDe acuerdo con la especialista en nutrición, los diez bribones (así los llama) causantes de la acidez son el chocolate, las grasas, la menta, el ajo, la cebolla, el jugo de naranja, la salsa picante roja, el tomate, el café y el alcohol. El café, las colas, la cerveza y la leche, sigue Carper, figuran entre los alimentos que aumentan las secreciones ácidas del estómago, lo mismo que las frituras, las leches malteadas, el queso, las hamburguesas o cualquier alimento rico en grasa. Otros que agravan la acidez son los alimentos picantes, en especial los preparados con cebolla cruda, mientras que el peligro del alcohol está en que, ingerido poco antes de dormir, produce ataques de acidez hasta en individuos sanos. (+)CINCO CONSEJOS PRÁCTICOS+01 Coma despacio. Hacerlo demasiado rápido y en exceso sobrecarga el estómago y hace que la llenura ejerza presión sobre el esfínter, debiltándolo y abriéndolo. +02 Controle el peso para aliviar los ataques de acidez. “El exceso de peso alrededor del abdomen es otra forma de ejercer presión sobre el esfínter”, explica Carper. +03 Controle la ingesta de chocolate, pues contiene mayormente cafeína, teobrominas, teofilina y grasa, cuatro sustancias que, al aflojar la tensión del esfínter, dejan pasar el ácido gástrico hacia el esófago. +04 Procure no acostarse antes de tres horas despúes de comer. Carper exprea que “al estar sentado o de pie, la gravedad ayuda a evitar el reflujo, ventaja que se pierde al acostarse”. +05 Para evitar la acidez, acuéstese sobre el lado izquierdo y no sobre el derecho. ¿La razón? “El esófago entra en el estómago por el lado derecho. Cuando la persona se acuesta sobre ese lado, el esófago queda por debajo de la abertura del estómagofacilitando el paso de ácido hacia abajo”, explica Carper.

Tags relacionados