Santo Domingo 31°C/32°C few clouds

Suscribete

MODISTO

Manish Arora deslumbra en Semana de la Moda de París

El modisto indio Manish Arora, nueva alma artística de la firma Paco Rabanne, iluminó las pasarelas de París con una energía arrasadora y una concepción estética inspirada en la felicidad y en los años 60 del siglo XX. En esta colección de siluetas y formas sencillas, la intensa riqueza y complejidad venía de bordados e incrustaciones, por arte de Arora y de su colaboración con la firma austríaca Swarovski, que creó pedrerías especiales para sus modelos. Arora las utilizó a veces ‘in crescendo’, dentro de una paleta de tonos degradados, desde las más pequeñas apenas visibles hasta terminar en ribetes de plumas bajo relieves sonoros, construidos con pequeñas piezas grisáceas como alas de mariposa. Abundaron las minifaldas, y los pantalones pitillo, enteramente dorados, estampados o de colores vivos; los vestidos largos, de pura fiesta, por supuesto enteramente bordados, calados con perlas rosas, multicolores, dorados o plateados, y también los vestidos negros de cóctel, igualmente calados, salpicados con perlas blancas en el torso y terminados en plumas. Como todo en Arora es diferente, sus ‘jeans’ terminaban en el mismo botín con el que se combinaban. Cada una de sus propuestas era casi una joya que hacía sospechar el intenso trabajo manual requerido para hacer realidad la desbordante imaginación del maestro, para quien los tacones, siempre altísimos y fosforescentes y siempre en marcado contraste con el resto del conjunto, fueron fundamentales. De hecho, cada botín -o sandalia, según se mire, pues los dedos y el talón quedaban siempre al descubierto pero subían por el empeine hasta bien pasados los tobillos- era un verdadero tesoro, de bordados, dorados, minuciosas incrustaciones y transparencias. El modisto dijo haber inspirado sus bellas y energéticas creaciones en el lema “la vida es bella”.

Tags relacionados