Santo Domingo 22°C/26°C scattered clouds

Suscribete

MEDIO AMBIENTE

La naturaleza: precursora del desarrollo comunitario

Avatar del Listín Diario
Alexéi Tellerías D.Santo Domingo

Se habla mucho sobre la preservación del medio ambiente como un acto de altruismo y entrega al planeta y al género humano. Sin embargo, esto deja fuera la realidad de muchas familias en comunidades cercanas a la cuenca de ríos o zonas forestales que viven en estado de subsistencia, razón por la cual sus habitantes se ven en la obligación de hacer un uso desenfrenado de los recursos naturales o mudarse hacia zonas menos rurales. Frente a esto, existen proyectos que pretenden dar poder a la comunidad, a través de sus ayuntamientos municipales, para generar programas de desarrollo local sostenible junto a la preservación del medio ambiente, sensibilizando a la población sobre la responsabilidad individual ante el calentamiento global. Una de estas entidades, que trabaja desde hace un buen tiempo con varias localidades, es el Centro de Innovación Atabey, que cuenta con sus “planes de desarrollo local”. Estos, explica su director Domingo Contreras, se constituyen en una metodología de trabajo, de consenso, liderazgo compartido y cooperación, estructurado por: lineamientos sectoriales estratégicos, que convocan a los actores que inciden en la dinámica municipal, a fin de establecer la visión de gobierno que se debe tener y un compromiso futuro de su operatividad en el tiempo. Los planes contienen las acciones propuestas a ser ejecutadas por los ayuntamientos a través de sus diferentes estructuras organizativas con los recursos del presupuesto, optimizando la capacidad de gestión comunitaria de las organizaciones de base y los gobiernos locales para con ello alcanzar un desarrollo humano sostenible con la participación ciudadana. Por consiguiente, el plan de desarrollo local, iniciativa del Centro de Innovación Atabey, junto con los ayuntamientos de los municipios donde se está ejecutando, es un instrumento de planificación para lograr el desarrollo del territorio, con planes compartidos y de futuro, a través de la participación del cabildo y los ciudadanos. En él se definen las prioridades para orientar la aplicación racional de los recursos, permitiendo así lograr objetivos y metas alcanzables en un período determinado. Domingo Contreras, director general del Centro, explica que los proyectos buscan, desde una dimensión ambiental, generar propuestas de desarrollo de los municipios, a partir de sus recursos. Este proyecto pretende que se convierta en rentable para estos el cuidado de los recursos naturales, como las cuencas de agua, zonas forestales y las zonas de producción de café y ecoturismo. En efecto, la preservación ambiental, dice Contreras, “puede generar valor agregado”. Los planes de desarrollo contemplan vincular los distintos sectores de la comunidad. En estos momentos se está trabajando con Los Cacaos (en la cuenca del río Nizao) la comunidad de Río Limpio, Restauracion y en las provincias de Samaná, Dajabón y Azua. Conjuntamente, se están llevando procesos de formación a técnicos de 40 municipios. CAMBIO DE MODELO PROTEGE EL ENTORNOTodas estas acciones plantean un cambio de modelo por parte de los cabildos. Así, el municipio no se ve a través de las acciones particulares, sino como un gestor de desarrollo. Esto, sostiene, es lo que persiguen estos modelos. Conjuntamente, se ha sometido ante el congreso y a discusión el proyecto de inclusión de pagos por servicios ambientales, cuestión de que los beneficios que generan los recursos naturales a procesos industriales sean retribuidos en las comunidades donde estos son generados. Dicho de otro modo, por ejemplo, que las ciudades que reciben los servicios de agua procedente de las altas cuencas paguen por ello, de modo que esta retribución se pueda utilizar en la formación y desarrollo de estas comunidades y prevenir así la migración hacia las urbes en procura de mejor calidad de vida. Es, como señala Domingo Contreras, “socializar el costo de la naturaleza”.

Tags relacionados