Santo Domingo 18°C/20°C clear sky

Suscribete

El guardián del Misisipi

Avatar del Listín Diario
Alexéi TelleríasSan Luis, Missouri

Anochece. El otoño ha disminuido el espacio de tiempo dedicado a la caída del sol. Son casi las 6 de la tarde. Un grupo de periodistas latinoamericanos ha salido al encuentro de uno de los monumentos más icónicos de Estados Unidos (y el más alto, habría que agregar). Secretamente fantaseando con poder subir hasta lo más alto, la hora nos ha traicionado. Ya está cerrado. Pero aún nos queda la posibilidad de verlo desde afuera, maravillados, con el río Mississipi de fondo. Las tempranas luces de la ciudad bañan de oro el acero traslúcido del “gateway arch”. Un compañero de experiencia no puede evitar el chiste: “Si este es el arco, ¿se imaginan cómo serían las flechas?”. Hoy no juegan los Cardenales... o deberíamos decir que no juegan más hasta la próxima temporada, así que la ciudad está un poco/bastante/demasiado silenciosa. La fiebre beisbolera sigue, de todos modos. Los bares están a tope presenciando la masacre de los Yankees a los Mellizos (Nueva York sigue teniendo béisbol, como si hiciera falta más en una ciudad que nunca duerme). Pero aquí está el arco, brindándole una particular imagen al “skyline” de San Luis y visible desde varios puntos. No es para menos... ¡con semejante tamaño! El arco, que también es conocido como “la puerta hacia el Oeste”, es parte del parque nacional Jefferson Memorial del estado de Misuri. Su tamaño total es de 192 metros de ancho e igual cantidad de alto, convirtiéndolo en el monumento más alto de Estados Unidos y la mayor estructura habitable en este estado del centro-oeste norteamericano. 3) El “Arch” fue diseñado por el arquitecto Eero Saarinen y el ingeniero estructural Hannskarl Bandel hacia 1947, concebido como un monumento a la expansión hacia el oeste de Estados Unidos. El diseño fue seleccionado en una competencia nacional de un grupo de 147 propuestas, siendo electo por el jurado a unanimidad. Su construcción empezó en el 1963 y terminó dos años después, aunque no fue hasta julio del 1967 cuando se abrió al público. Las secciones de las “patas” del arco son triángulos isóceles. Cuenta con un sistema exclusivo de transporte que lleva a los visitantes hacia un área de observación en la parte más alta. En el interior, también hay dos escalinatas de 1,076 pasos cada una, para ser usadas en emergencias, o en el caso de que se quiera demostrar resistencia física. Como dato curioso, una “cápsula del tiempo” con las firmas de 762 mil estudiantes del área de San Luis fue colocada dentro de la piedra angular antes de que la última pieza fuese colocada. San Luis, una ciudad alrededor del MisisipiSan Luis es la puerta al oeste norteamericano. Fundada en 1763 como puesto comercial, San Luis se convirtió rápidamente en el punto de partida de los exploradores que abrieron la ruta al oeste de Estados Unidos y de los colonos que poblaron esa tierra agreste. Actualmente, con unos 2.5 millones de habitantes, la ciudad es el área metropolitana más grande del estado de Misuri. Los sectores económicos más desarrollados en la zona son la forestación, la agricultura, la vitivinicultura, el turismo, la construcción, la pesca, la minería y los servicios financieros, entre otros. No se puede olvidar que aquí nació y se reproduce la cerveza Budweiser (la casa Anheuser-Busch tiene varios productos, así que “si vas a San Luis, no se te olvides de pedir una cervecita. El arco no es la única atracción aquí. Desde la carretera, pudimos apreciar el letrero en madera y bajo relieve del Zoológico de la ciudad, que constituye una biósfera miniatura en la que animales de todo el mundo conviven en su hábitat natural. Aquí, señalan desde el portal BuyUsa.gov, la familia disfrutará paseando por el “Turtle Park”, o Parque de las Tortugas, en donde los más peueños podrán trepar y deslizarse por siete tortugas de cemento de entre 2 y 12 metros, cada una representando una especie típica de Misuri. Otra experiencia en el Zoo consiste en el “Wild Canid Survival and Research Center” (Centro de Investigación y Supervivencia de Caninos Salvajes), que brinda la rara oportunidad de conocer lobos de todo el mundo. En el santuario mundial de aves se puede aprender todo sobre aves silvestres. En “Powder Valley Conservation Area”, un oasis de 45 hectáreas en medio de un área urbana conserva la flora y fauna de Missouri en todo su esplendor para quienes lo visitan. Tampoco puede quedarse el recorrido por la Anheuser Busch Brewery (la famosa cervecera) que incluye una visita a los establos y corrales de caballos Clydesdale, donde los equinos viven a lo grande. En el Lone Elk Park, o parque del Alce Solitario, se puede pasear por sus senderos y avistar bisontes, ciervos, alces y otros animales que hacen del parque su hogar. Y esta ciudad aún guarda más cosas, como el Sitio Histórico de los Mastodontes, Jardín Botánico de Misuri, los estadios de fútbol americano, béisbol y hockey (recordemos que esta ciudad gira alrededor del deporte) y tantas otras opciones para compartir un viaje inolvidable. STL: LA TERMINAL DE SAN LUISPara llegar a visitar el Arco, hay que llegar primero a la ciudad. No existen vuelos directos hacia ella, pero se pueden hacer escalas (Miami o Nueva York son dos de ellas). El aeropuerto internacional de San Luis-Lambert es el punto de llegada y partida de esta urbe de Misuri. Está ubicado 21 kilómetros al noroeste y cuenta con 2 terminales principales.Su decoración interior apela a la música (con una mecedora repleta de motivos musicales) y a la historia (uno de los aviones de Charles Lindbergh decora la entrada a la zona de seguridad), entre otros.Pero, sin duda, lo más interesante es encontrarse en los “gates” con varias mecedoras, colocadas allí por las autoridades de la terminal, para quienes estén interesados en mecerse en ellas. Desde una opinión particular, no habíamos visto que algún otro aeropuerto cuente con esta comodidad.

Tags relacionados