Santo Domingo 24°C/29°C few clouds

Suscribete

ENTUSIASMO

Pasión por la colección

EL REVIVIR EMOCIONES ES UNO DE LOS MOTIVOS QUE MÁS APASIONA AL COLECCIONISTA

Avatar del Listín Diario
Alexéi TelleríasSanto Domingo

El diccionario define “coleccionismo” como una afición que consiste en la agrupación y organización de objetos de una determinada categoría. Como el coleccionismo depende de los gustos de cada persona, puede variar desde lo particular hasta lo más amplio. De acuerdo con la misma definición, algunas colecciones pueden completarse, por lo menos en el sentido de tener una muestra de cada uno de los artículos de la colección. En este grupo (como puede ser una copia de cada uno de los libros que ha escrito Agatha Christie), los coleccionistas que intentan completar las colecciones como se acaba de explicar a veces se conocen como “completistas”. Tras completar una colección, pueden abandonar el coleccionismo, expandir la colección para incluir artículos relacionados o comenzar otra colección que, a lo mejor, no tiene nada que ver con la completada. Ignaura Tejeda comenzó “inconscientemente” con una taza de recuerdo que adquirió en Atlantic City, Estados Unidos; posteriormente con otra de Viena, Austria. En esos procesos, cuenta esta joven abogada y comunicadora, la gente, cuando iba a casa, veía las tazas y preguntaba. “A mí me encanta contar historias, así que siempre estaba más que dispuesta a contar la historia detrás de la tazas, que al principio fueron historias de vacaciones”, dice. INICIATIVA EN VARIOS SORBOS Así empezó su colección de pozuelos, aunque no de manera consciente, como quien se despierta un día con la mente iluminada diciendo: “¡Coleccionaré tazas!”. Sin embargo, cuando vino a darse cuenta ya contaba con varias de ciudades a las que había visitado o que su familia y amigos le regalaban, junto a otras con diseños que llamaban su atención. Como ella, muchas otras personas dedican tiempo y espacio a la colección de diversos objetos, unos cómunes y otros exóticos. Colecciones que envuelvenColeccionar es satisfactorio. Hay objetos más simbólicos que otros, pero todos tienen por igual su importancia para conformar la colección. Ignaura Tejeda tiene, como elementos más exóticos de su colección de pozuelos, uno que podría decirse exclusivo, porque es un diseño hecho especialmente para ella con su rostro, incluido su cabello que le es característico. Cita también que cuenta tazas con forma de lata de basura de esas que aparecen en los dibujos animados de Don Gato, igual que una con forma de Bob Esponja, que terminó regalándole a su hermana. En esta colección, ella ha recibido la ayuda de amigos, familiares y relacionados, pues cada vez que alguien de la familia o algún amigo se va de viaje, le pide una taza de esa ciudad. “Algunos me hacen tazas de regalo”, indica. Quien colecciona un objeto fácilmente se prenda de otros. “Creo que me gusta coleccionar cosas que traigan recuerdos, que tengan historias que contar”, dice. Y así Ignaura también tiene en su haber varias figuras de ángeles y entradas de los concier- tos a los ha asistido, los tengo todos bajo un cristal. “Siempre es lindo ver esos boletos y recordar esos días”. “Coleccionar es una pasión”. De eso está consciente Estela Jorge, quien ya ha ido atesorando varios objetos, siendo su mayor activo las cucharas. En cinco años ya ha logrado reunir más de mil, de diferentes tipos, tamaños y estilos. ¿Lo distinto de esta colección? Que en la mayoría de los casos –con la excepción de las que son decorativas- estas cucharas son utilizadas por ella para lo que fueron creadas. Estela explica que las suele adquirir en grupos de cuatro y que las utiliza según la ocasión, sea para café, té o postres. Entre la colección, resaltan algunos materiales exóticos como cristal de murano, lambí y metal con incrustaciones. EL APOYO DE LOS DEMÁS ENGRANDECE COLECCIÓN Lo convencional en este tipo de colecciones es basarlas en países, dice. En su caso, lo especial es que las suyas son también de uso cotidiano. “Normalmente, estas colecciones son para ver y no usar. Yo las utilizo”, agrega. Esto requiere un cuidado y mantenimiento constante de las cucharas, para que estén en buen estado al momento de utilizarlas, y es este cuidado el que “no la ha vuelto inmanejable”. La pasión del coleccionar, dice, la llena de entusiasmo. Sus amigas también le han dado apoyo para ampliar la colección.

Tags relacionados