Listin Diario Logo
04 de diciembre 2020, actualizado a las 11:04 p. m.
Login | Registrate
Suscribete al Listin Diario - News Letter
La Vida domingo, 27 de abril de 2008

EJEMPLO

Valerie Sánchez: una mujer líder en milicia

ES LA PRIMERA MUJER EN PUESTO DE COMANDANCIA DE LA MARINA DE GUERRA

  • Valerie Sánchez: una mujer líder en milicia
    Valerie Sánchez realiza su labor sin perder su feminidad.
Carolina Veras

SANTO DOMINGO.- Hace menos de dos meses, se designó por primera vez en la historia de nuestro país a una mujer en puesto de comandancia de la Marina de Guerra. Esta dama ingresó a las instituciones militares hace 22 años, y desde entonces ha cosechado éxitos profesionales que le merecieron un reconocimiento del Poder Ejecutivo. La persona referida es Valerie Sánchez Díaz, comandante del Puerto de Santo Domingo.

Ella constituye una prueba de que aún rodeada de tantos hombres, la mujer militar puede conservar y externar su feminidad.

Incorporarse a los cuerpos castrenses no fue en un principio su objetivo, sino que estudió Medicina en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. “Ingresé para tener la posibilidad de practicar en el Hospital de las Fuerzas Armadas”. Una vez dentro de la milicia, la disciplina y el sentido de responsabilidad que desarrolló han marcado su vida. “La formación que una adquiere dentro de las Fuerzas Armadas es impresionante”, dice.

Sobre sus funciones en la comandancia del puerto, comenta que son muchas, entre las que se incluyen regular la entrada y salida de embarcaciones y prevenir amenazas como el tráfico y el terrorismo. Asegura que nunca se ha sentido discriminada en el desempeño de su labor, y opina que para este siglo está previsto el liderazgo femenino.

El pasado 8 de marzo, Día de la Mujer, recibió de manos del Presidente de la República la Medalla al Mérito, sobre lo que dice sentirse honrada. Ante la pregunta de si algún día una mujer estará al mando de las Fuerzas Armadas contesta: “Yo pienso que sí, algunas aspiramos a eso”.

La mujer en los cuerpos castrenses
Más que un premio a su persona, la comandante considera que la Medalla al Mérito que recibió es un reconocimiento a la mujer militar. Desde su experiencia, valora la integración femenina en los cuerpos milicianos como muy buena, sobre todo porque éstas aspiran cada vez más a desempeñar cargos directivos.

Explica que desde hace unos años se producen avances significativos en la estructura de las Fuerzas Armadas, y ya la equidad de género está contemplada como un principio básico. “El hecho de que las mujeres ocupen posiciones de comando y accedan a cursos de capacitación de los más altos niveles es una muestra de que se está tomando en cuenta su participación”, expresa.

CAPACITACIÓN
Desde que ingresó en la Marina de Guerra como raso o “marinera”, Valerie Sánchez ha ascendido en el escalafón militar hasta el punto de que hoy es capitán de fragata, con desempeño en cargos que nunca antes habían ocupado mujeres. Esto lo atribuye a la formación continua y a que nunca cesa de estudiar.

“Los cursos que he realizado me han permitido pasar a otras posiciones”, indica. Y no es de extrañarse que otorgue tanta importancia a la adquisición de conocimientos, pues, desde su punto de vista, el desarrollo de todos los pueblos se basa en la educación.