Santo Domingo 24°C/27°C light rain

Suscribete

Mercado de Neiba funciona en el pavimento rodeado de basura

La vieja estructura fue desalojada, de manera parcial, con aparente propósito de intervenirla, pero, el equipo de prensa que supervisó el lugar observó desechos sólidos, heces fecales y personas a cualquier hora del día realizando sus necesidades fisiológicas.

Mercancías como carnes y vegetales se venden en medio de la insalubridad poniendo en riesgo la salud de los consumidores

Mercancías como carnes y vegetales se venden en medio de la insalubridad poniendo en riesgo la salud de los consumidores

El mercado público del municipio cabecera de Bahoruco se ha convertido en un espacio utilizado como vertedero, además de que el mismo es utilizado para cometer fechorías, lo que preocupa a vendedores y compradores de la arteria comercial.

La vieja estructura fue desalojada, de manera parcial, con aparente propósito de intervenirla, pero, el equipo de prensa que supervisó el lugar observó desechos sólidos, heces fecales y personas a cualquier hora del día realizando sus necesidades fisiológicas, sin que se haga una intervención para mejorar la infraestructura.

Esa situación aumenta la venta de productos alimenticios en el pavimento de las calles que bordean el mercado y otras vías cercanas.

Mercancías como carnes y vegetales se venden en medio de la insalubridad, poniendo en riesgo la salud de los consumidores ante indiferencia de las autoridades sanitarias y municipales, aseguraron personas consultadas al respecto.

Los hombres que venden en el mercado rehusaron referirse a esa situación, contrario a las vendedoras que aseguran estar cansada de reclamar solución a los problemas del lugar.

“El mercado aquí está podrido porque no hay donde vender, eso está lleno de mierda, ahí adentro con el bajo ya usted sabe”, dijo la vendedora Martina Florián.

La señora Nadin Encarnación, una reconocida vendedora de comida en el mercado, dijo que perdieron la fe en la presente gestión del cabildo por tratarse de personas jóvenes por el tiempo que lleva el problema.

“El síndico vino, lo rompió y lo dejo así, yo le dije que saque todo eso para limpiarlo porque a mí lo que me afecta es el sucio. Aquí lo que hay es un basurero y un hotel de los haitianos que las mujeres vienen aquí a revolcarse. Nunca hubiese estado así”, dijo refiriéndose al mercado.

Otras vendedoras como Querida Encarnación, Mery Altagracia Cuevas, María Altagracia y Viterba Montero, se mostraron preocupadas por el nivel de insalubridad del mercado.

El remozamiento ha sido prometido, infructuosamente, por pasados y el presente gobierno, pero el abandono de las instalaciones no tiene que ver con su antigüedad ni su tamaño.